Rias Baixas y mis recuerdos

Vigo es una ciudad situada en una zona emblemática como son las Rias Baixas, en Galicia. En su perímetro se asientan los municipios de Redondela, Mos,Porriño, Gondomar, Nigran y las villas de Cangas y Moaña.

Vigo no está solo. Le acompañan su propio Monte del Castro y sus vecinos: La Madroa, El monte de la Guía, el monte Alba, el alto de San Juan, el monte del Jajan, las tres hermanas. Son las encargadas de mantener bien conservada y limpias las Islas Cíes de sus playas y de sus aguas, para que se críen sanos y robustos los sabrosos mejillones de la ría. Y de paso se ofrecen para hacer de guardianas de esas tres joyas que están asimétricamente bien ancladas entre sí. Una a cada lado y otra en el medio. Con esta vigilancia y esa sujeción nadie las puede llevar.  Le pusieron la farola para alumbrar y guiar a los marineros que llegan del ancho mar. Son tres islas: Norte o Monteagudo, Del Medio o do Faro y Sur o San Martín.

Los Bohemios en su canción “Que tiene Vigo” en una de sus estrofas lo cantan así; ¡Dicen que as Islas Cíes son un trocito de Vigo que algún atrevido quiso levar sin haberlo conseguido!.

El Monte del Castro tiene una torre desde donde se ve toda la ciudad.

En tiempos pasados se decía que para poder contar las maravillas que tiene Vigo había que subir a la cima, solo así se podía presumir de haber estado en  la ciudad.

La grandeza del mar: La ciudad en  está rodeada por las aguas claras del Atlántico, envueltas entre rocas y la arena blanca que descansan sobre el fondo del mar.-

Las olas: Es majestuoso ver y escuchar esas olas, el ir y volver con ese movimiento mágico que demuestran su poderío y bravura.  Vienen ” pra xuntarse” en la playa co área pra darse bicos cantos queren. (Así lo expresa el Cancionero Gallego. Siguiendo el camino por los montes que rodean al área de Vigo, se encuentran los campos exuberantes de vegetación y verdor. Con sus fuentes, sus ríos y sus regatos pequenos.

Así lo expresaban los sentimientos profundos que afloraban en el corazón de Rosalía de Castro. Vigo es un pueblo lleno de historia. Lo demuestra, con sus fiestas tan amenas y esa música tan bella y llena de sentimientos. Tenemos las montañas que parecen altares, con esas piedras blancas que representan la fortaleza de este Pueblo. Caminando pisé el suelo de Tuy, me acerque al puente para dar el saludo al Rio Miño.  Está como rey que gobierna entre las dos orillas de España y Portugal. Llama la atención la esbelta torre de la catedral con su  blasón en el frente de la fachada principal. Representa el escudo con sus símbolos dentro de su interior. Tuy sigue ostentando su linaje, su gloria y su nobleza. La catedral es una de las más antiguas de Galicia.

Éste pueblo ha sido durante muchos años el primer defensor de las luchas contra los piratas ,que subían por la desembocadura de las aguas del Atlántico. Seguro que Pedro Madruga sabía de estas andaduras y peleas. Pedro Álvarez de Sotomayor  ( Pedro Madruga) (Pontevedra, Galicia. Caballero feudal en la baja Edad Media) Su apodo (Madruga) vendría de llegar a combatir de madrugada, algo que no era habitual entre los caballeros medievales. Fue canónigo de Tuy, siendo una de las figuras de las revueltas sociales y políticas de los Irmandiños. Hechos que ocurrían en Galicia entre 1467- 1469.

Tuy con su puente y sus gentes, disfrutan de un carácter de señorío. Aquí llegaron los árabes, los griegos, suevos, los visigodos, vikingos, romanos,  celtas y celtíberos.  Todos vinieron a  la  conquista. A Tuy le han puesto el sobrenombre de “la niña bonita de la frontera”. Son halagos y calificativos sobradamente merecidos. Con este merecimiento Vigo puede presumir de la elegancia de sus gentes. Vigo ocupa un espacio natural. Desde la altura de su atalaya se contempla las puestas de sol. Con el esfuerzo permanente de todos, se ha logrado hacer y mantener este Vigo hermoso.

Solo nos queda disfrutar de sus encantos….

Texto: Emiliano. A. A

A %d blogueros les gusta esto: