Viajes IV (continuación)

Imagen1Ahora voy a reunir información para intentar solucionar algunos de los problemas que puedan surgirnos con equipajes, retrasos, cancelaciones de última hora etc. y que son verdaderas pesadillas que pueden amargarnos unas vacaciones o un viaje, sea del tipo que sea.

Ante esas situaciones no hay más remedio que reclamar y no siempre con buenos resultados, si bien cada vez son más claras las normativas y la jurisprudencia defiende cada vez más los interese del viajero.

Imagen2

Problemas con el equipaje

Acuda inmediatamente al mostrador de la compañía y explique la incidencia en un PIR (parte de irregularidad de equipaje).No abandone el aeropuerto sin presentar este parte.

Además, debe presentar una reclamación, adjuntando su copia del PIR. El plazo para reclamar varía según el tipo de problema:

  • Daños del equipaje (si su equipaje llega roto, incompleto, etc.) debe reclamarlo en  un plazo máximo de 7 días
  • Retraso del equipaje (si no le entregan su equipaje al llegar), en ese caso puede reclamar en el plazo de 21 días a contar desde la entrega. Tendrán que avisarle cuando aparezca para que vaya a recogerlo si viene de un país extra comunitario o si consideran que deberá pasar la aduana, Usted puede reclamar los gastos del taxi para ir a recuperarlo, siempre con la debida factura.
  • Actualmente y con los medios informáticos y la tecnología de la que disponen los aeropuertos del primer mundo, es difícil la pérdida de equipaje (se entiende que el equipaje se ha perdido si pasan 21 días sin noticias o le confirman la pérdida antes). También tiene para reclamar otros 21 días desde que se constata la pérdida.

La cuantía que puede reclamar depende de si ha hecho una declaración de valor de equipaje (puede pedir hasta el límite de ese valor) .Esto supone presentarse en el aeropuerto con cierta antelación y pagar los gastos correspondientes. Si no ha hecho una declaración de valor puede pedir hasta 1.200 euros de indemnización por los daños que pueda probar. Necesitará facturas, tiques de compra, etc., además de todo lo que le pueda servir como prueba de los gastos en que se ha visto obligado a incurrir por los problemas con el equipaje, así como el daño moral (molestias, tiempo perdido…).

Si no ha hecho una declaración del valor del equipaje, será indemnizado/a según las tarifas estipuladas por la compañía (teniendo en cuenta el precio/k y el peso del equipaje), no pagando nunca más del peso máximo autorizado)

No deje de insistir en su reclamación si es desoída. Hágala por escrito describiendo la incidencia y adjuntando pruebas (billetes de ida y vuelta, resguardo de haber facturado la maleta, parte de incidencias proporcionado por el personal de tierra, tiques de la compra de otra maleta, si fuese necesaria para regresar de su viaje de compra.

Imagen3

¿Interesa proteger el equipaje?

¿Se ha planteado en alguna ocasión “plastificar” su equipaje en las máquinas que ha visto en los aeropuertos? Muchas veces lo hacemos para evitar el deterioro que sufren nuestras maletas en los traslados. Una encuesta realizada en distintos países europeos arroja un dato muy significativo: de los pasajeros que plastificaron las maletas, el 3,4% de estos pasajeros echaron en falta algún objeto en el interior. Entre los que no lo hicieron, ese porcentaje es sólo el 0,9%. Es decir, la probabilidad de que le desaparezca algo de su equipaje es 3 veces mayor si plastifica.(¡!)

En resumen, el poner mucho “envoltorio” a las maletas no garantiza que no sean abiertas.

Se pueden reclamar daños materiales y también morales, más difíciles de medir

Matuca

A %d blogueros les gusta esto: