Ver un gato negro ¿trae buena o mala suerte?

waterloo.jpg33Voy a escribir un poco sobre los gatos y Napoleón. ¿Qué relación tienen?, ya lo veréis.
Los gatos eran animales salvajes, se cree que empezaron a domesticarlos sobre el año 3.000 a.C. El cuidado y adoración por los gatos se remonta al antiguo Egipto. Estaba prohibido matarlos, la pena por esa acción era de muerte. Cuando moría un gato en el seno de una familia, toda ella se afeitaba las cejas. Los enterraban momificados, incluso con ratones, en unos lugares especiales. En el año 1890 apareció en la ciudad de Bubastis, un gran cementerio de gatos, 300.000 momias.
Antiguamente se asoció a los gatos negros con personas que practicaban la “brujería”, hay muchas supersticiones sobre la influencia de los gatos en la suerte de las personas, fueran negros o de otro color.
gato-negro.jpg33Durante la Edad Media la iglesia católica los consideraba símbolos del mal. En la noche de San Juan se quemaban en las hogueras. Esta aniquilación propició el aumento de roedores, esto provocó la rápida transmisión de enfermedades. La peste negra, en el s. XIV, acabó con 25 millones de muertos.
En el siglo XVIII, el gato conquista su antiguo esplendor, no sólo como cazador sino como animal de compañía.
Datos sacados de Internet.
En vísperas de la batalla de Waterloo, pasó un gato negro por delante de Napoleón, éste comentó con su ayudante:”¡Me temo que mañana la suerte no nos acompañará en la batalla!”. No se equivocó, el 18 de junio de 1815, se acabaron sus sueños frente a las tropas aliadas. Puede ser una anécdota, pero al parecer Napoleón era supersticioso. Hª y Vida.
Buena semana.
Ángeles

3 comentarios en “Ver un gato negro ¿trae buena o mala suerte?

  • el 29/04/2010 a las 12:53 am
    Permalink

    Me encantan los gatos. Son misteriosos y muy libres. Te hacen compañia pero por la noche se transforman en lo que de verdad son, felinos cazadores que salen en busca de sus presas. Los gatos, negros, blancos odel color que sean, ser grandiosos seres libres que nos acompañan por propia voluntad. Y si no les gustamos se marchan y listo. Alex

  • el 29/04/2010 a las 4:35 pm
    Permalink

    Estimada Ängeles, tengo un gato que es mi despertador, a las siete y media aparece en mi cama ronroneando y diciendome que ya es hora de levantarme, no se que voy hacer cuando me falte. Es un gato siames con un carácter fabuloso. No importa las perrerías que le haga, nunca se enfada. Toda persona mayor debería tener añgún animal de compañía, la soledad se siente menos. Ceneme

  • el 30/04/2010 a las 8:30 pm
    Permalink

    Estoy de acuerdo con vosotros, tengo una gata, un gato y un perro. Llegaron más o menos al mismo tiempo, eran abandonados los tres. Son ya mayores y no quiero pensar en su pérdida. Miguel su companía es muy importante para mi marido y para mí y por eso los adoramos.Con sus anécdotas podría escribir un libro.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: