“Una solución fácil…”

 Una solución fácil: Recortar en ayudas sociales, educación, sanidad, pensiones y sueldos. ¿Es esta la exigencia de la Comunidad Europea?

CajacaudalesGloria1

Ahora que al gobierno le vienen mal dadas y desde el BCE se le exigen menos gastos y más sacrificios para pagar la deuda que España contrajo con dicho banco, el gobierno  se ve obligado  a hacer recortes para poder devolver la cantidad que debe . Recordemos que en tiempos de Rodríguez  Zapatero se añadió una cláusula a la Constitución Española de 1978 en el artículo 135 que dice: “Los créditos para satisfacer los intereses y el capital de la deuda pública de las Administraciones se entenderán siempre incluidos en el estado de gastos de sus presupuestos y su pago gozará de prioridad absoluta. Estos créditos no podrán ser objeto de enmienda o modificación, mientras se ajusten a las condiciones de la ley de emisión.”

Lo cual significa que el país está obligado a satisfacer las deudas e intereses contraídos, por encima de los gastos sociales, tales como: sanidad, educación,  bienestar social, pensiones, sueldos, inversiones en infraestructuras, etc. etc. Lo más escandaloso de esto es que esta reforma se hizo sin consultarla en un referéndum, sino que fue un acuerdo entre los partidos mayoritarios, PP y PSOE.

ConstitucionGloria1

Al tener que cumplir con lo dispuesto en dicha reforma, la Constitución de 1978 que garantizaba a los españoles, vivienda, ayuda social, acceso a la enseñanza, sanidad y empleo así como una pensión en la vejez,  queda derogada  ya que antes hay que pagar las deudas contraídas con el BCE, por lo que todo lo que la Constitución de 1978 garantizaba a los españoles pasa a un segundo término.  Sí, ya sé, ni tú ni yo hemos tenido nada que ver en la malversación de los fondos que nos prestaron, pero nos tocará pagar dicha deuda y por eso el PP ha empezado a hacer los recortes necesarios.

La forma más fácil de llevarlos a cabo es empezar por abajo: En educación 3.000 millones de euros, en sanidad 7.000 millones, en ayudas sociales, tales como atención a niños discapacitados, ancianos y sanidad a emigrantes o en dispensar pañales a minusválidos menores de 21 años. En investigación y desarrollo (I+D) en 2012 se ahorraron 600 millones de euros.En funcionarios y empleados públicos, recortes salariales, reducción de medios contra incendios forestales, (Dios nos ayude en nuestra Galicia) y privatización de los mismos, tasas judiciales y subida del IVA.
¡En fin!  Que como siempre seremos los ciudadanos de a pie los que tendremos que pagar el despilfarro o malversación de fondos de las comunidades autónomas, políticos, banqueros o administradores de diferentes instituciones públicas.
Y como es natural hay una serie de recortes que se están haciendo en los centros sociales, en hogares de jubilados y en todos aquellos centros que según la Administración no son estrictamente necesarios pero que suponen un aliciente para los mayores porque con sus actividades les ayudan a sentir que pueden formar parte de la sociedad actual y a mantener la mente ágil y activa, participando en los cursos y talleres que se organizan para ell@s con el fin de que adquieran unos conocimientos que aunque son para su propia satisfacción,  son beneficiosos para mantener una salud mental y superar las depresiones que, a veces, por las circunstancias de una vida con trabajo y privaciones, arrastrarían si se quedaran en casa o solamente pudiesen salir a pasear o ir al parque y sentarse en un banco sin nada mejor que hacer.
Sin embargo, los recortes no los sufren las clases acomodadas porque tienen unos medios para desgravar en la declaración de la renta, buena parte de sus ingresos con los famosos SICAV (sociedades de inversión de capital variable que son un instrumento financiero que permite invertir dinero y diferir el pago anual de impuestos, según la “wikipedía”).  Por otro lado, hay casos sangrantes de personas que se han enriquecido con jubilaciones millonarias cuando las instituciones que presidían  han necesitado que se les inyectasen millones de euros porque al parecer estaban al borde de la quiebra. También existen políticos o presidentes de diferentes instituciones que se apropiaron de diferentes cantidades y que aunque están imputados, salen muy a menudo en los medios de comunicación y están probados los hechos de los que se les acusan, no devuelven el dinero,  y al parecer,  es imposible hacer que lo restituyan.
Es mucho más fácil hacer pagar mediante el “tasazo”  a los ciudadanos si, para su desgracia,  tienen que recurrir a un pleito o eliminar losl Juzgados de una ciudad como Vigo, a pesar de recibir 180.000 firmas en contra de esta medida,  o privatizar el registro civil con lo que se perderán numerosos empleos, (más paro) o sustituir el centro de mayores de Nigrán por un puesto de helados a fin de sacarle mayor rendimiento al local. Lo que obliga a que las actividades que se impartían en el dicho centro se trasladen al centro municipal de Paradellas y la Asociación Avelaiña,  que también estaba instada en el mismo local y que ayuda a enfermos mentales y a sus familias,  ha tenido que alquilar una sala en el Pazo de Pías para contribuir a su mantenimiento. Estos son solamente algunos ejemplos de que para nuestros gobernantes es más importante recaudar fondos que preocuparse por sus ciudadanos.
Y la última noticia es que Europa exige que el despido laboral sea más flexible. Lo cual significa que será más fácil despedir a los trabajadores. ¿Pero, de verdad servirá esto para crear más empleo?.
En fin, el tiempo nos dirá que decisión tomarán nuestros gobernantes ante las ordenes de Bruselas.

Gloria.

A %d blogueros les gusta esto: