Una enfermera en tiempo de virus

Una enfermera en tiempo de virus es una persona que tiene que seguir trabajando igual que en tiempo normal, solo que ahora con más riesgo y presión y en condiciones más estresantes.

Lo mejor es conocer de primera mano, por eso os ofrezco esta entrevista a una enfermera en tiempo de virus.

 

¿Dónde trabajas?

En el H.A.C de Vigo. (Hospital Álvaro Cunqueiro).

¿Cuál es tu trabajo?

Soy enfermera de hospitalización en el servicio de Medicina Interna (MI).

¿Cómo se vive desde un hospital todo lo que está sucediendo? ¿Lo terrible y doloroso?

Duele ver a los pacientes solos en sus habitaciones, sin recibir visitas, escucharlos cuando te dicen que tienen miedo.

Ver cómo sus familiares se despiden de ellos cuando se van a morir, ya que se  permite entrar a un familiar para ello.

Muchos pacientes tienen a familiares infectados ingresados o en casa y están preocupados.

Algunas familias tienen varios miembros infectados y algunos no sobreviven.

¿Cuándo supisteis sobre este virus?

Cuando empezaron a llegar las noticias de China.

¿En qué momento empezó el hospital a prepararse para esta situación?

A primeros de marzo, no sé exactamente el día, se comenzó a vaciar una vela para ingresar a estos pacientes.

(En cada planta del hospital hay 6 velas. Cada vela es como un servicio, con  unas 35 camas. La planta 3 vela C y D son el servicio de MI. Cada vela tiene una letra. Por ejemplo la planta 3, vela A, es el servicio de oncología, vela B es el servicio de hematología).

El 12 de marzo se creó un equipo covid formado por enfermeras TCAE (técnico en cuidados auxiliares de enfermería) y médicos.

Fueron las primeras en atender a estos pacientes y a medida que fueron aumentando los  ingresos se siguieron vaciando camas para acogerlos.

El 20 de marzo se cerró la vela D y se fue vaciando la vela C. Dos días después también se cerró la C.

Desde esas fechas estamos trabajado encerradas en estas 2 velas. Además hay otra vela cerrada en la segunda planta. (Hay 6 velas en cada planta del hospital).

Varias velas más están vacías, preparadas para admitir a más pacientes.

Está todo previsto y en principio no habrá falta de camas ni en planta ni en UCI.

¿Alguna carencia a la que os habéis enfrentado y que todavía podéis tener actualmente?

Al principio los protocolos no estaban claros y se cambiaban continuamente. No teníamos los epis completos (Equipo de protección Individual).

Las pantallas las compramos nosotras, en nuestro servicio, ya que nos proporcionaron muy pocas. Desapareció mucho material, ahora lo tenemos bajo llave.

Aumentaron personal  a medida que los ingresos subieron.

Nos han impartido cursos rápidos de colocación de epis y de manejo de ventiladores, aunque mucho personal que está trabajando en la planta no ha podido recibirlos antes de que llegáramos a esta situación.

Se recibieron muchas donaciones de material por empresas privadas y también de supermercados y empresas de alimentación.

El hospital rehabilitó una zona de descanso y nos proporciona agua, bocadillos y fruta. También nos llegaron muestras de ánimo de otros servicios en forma de bizcochos, chuches, dulces.

¿Describe vuestra ropa y material de aislamiento para hacer el trabajo?

Llegamos con el uniforme habitual y antes de entrar en planta nos ponemos la bata de plástico, guantes, mascarilla ffp2 y encima mascarilla quirúrgica, gorro y pantalla facial o gafas.

¿Hay material suficiente?

De momento si

¿En qué situación está el hospital?

El hospital tiene 3 plantas cerradas con aislamiento covid y varias más preparadas para recibir a más pacientes covid si fuera necesario.

En una vela rehabilitada para ello, ingresan los posibles contagiados hasta que se tiene el resultado y en caso de ser positivos se trasladan a las plantas covid.

Las consultas no trabajan y el resto de las plantas de hospitalización tienen las visitas restringidas a un familiar por paciente.

Las personas mayores de 70 años no pueden visitar a nadie.

El servicio de urgencias tiene un espacio preparado para recibir a posibles positivos y se realiza un triaje para separarlos.

¿Hay alguna diferencia en cómo actúa una enfermera en tiempo de virus y el personal en general con respecto a un tiempo normal, sin epidemias?

Sí, claro, empezando por los trajes, ya que en tiempos normales no trabajamos con estos epis, aunque en nuestro servicio siempre tenemos pacientes aislados, ya que incluye la unidad de enfermedades infecciosas.

En el servicio de MI habitualmente siempre hay buen ambiente. Es una unidad con bastante carga de trabajo y el buen ambiente es imprescindible para trabajar en equipo. En estos momentos todavía es mejor, incluso el personal que no es habitual de plantilla.

¿Cómo se comportan los pacientes? ¿Cómo asumen la enfermedad y la incomunicación?

Los pacientes ingresan muy asustados y creo que esto es debido a como está tratando el tema la prensa, ya que todos los días se pone muy de relieve los fallecidos y la gente cree que si se contagian se mueren.

Los paciente ingresados se comunican con los familiares por su móvil, o los familiares los llaman a los teléfonos de las habitaciones. Intentamos facilitar la comunicación en la medida de lo posible.

¿Cómo es la situación familiar con respecto a los pacientes? Los ingresados, los que están en UCI, los fallecidos. ¿Anécdotas?

Los familiares reciben información médica una vez al día, vía telefónica, por parte del médico en el número que nos dejan de referencia. Muchos familiares nos llaman a la planta y le facilitamos al médico el teléfono que nos dan para que los pueda informar.

Cuando un paciente empeora se le comunica a la familia y se permite entrar a un familiar para verlo y si fuera el caso despedirse.

¿Cómo es la jornada de trabajo de una enfermera en tiempo de virus?

La jornada de trabajo se realiza como siempre en turnos rotatorios, mañana tarde y noche con un descanso de una hora más o menos, fuera del servicio y se puede salir más veces, siempre que sea necesario. En el turno de noche se realizan más descansos y más largos, ya que los turnos son de 10h.

Las TCAE salen normalmente dos veces mínimo, ya que ellas tienen un trabajo más físico y necesitan salir más, el servicio de limpieza también.

El trabajo es el mismo que realizamos en condiciones normales solo que con los epis puestos. La carga física y psicológica es mucho más grande.

¿Y al terminar la jornada? ¿Cómo vivís la situación familiar?

Al terminar la jornada estamos mucho más cansadas que habitualmente y al llegar a casa, con miedo de contagiar a la familia. Muchas compañeras han mandado a sus hijos fuera de casa y otras que conviven con personas mayores han de extremar los cuidados. Estamos más estresadas de lo habitual, no dormimos bien, ni descasamos lo suficiente.

Ahora todo el mundo, en general os valora, a las ocho salen a aplaudir. ¿Antes de esta situación os sentíais valorados?

La verdad es que no siempre nos sentíamos valorados, mucha gente no valoraba la sanidad pública, nos gritaba, nos maltrataba verbalmente, cuántas veces teníamos que oír eso de: “para eso te pagan”, “cobras gracias a mí”, “solo sabéis descansar y tomar café” etc… Es cierto que los más eran agradecidos y los que te despreciaban eran una minoría, eso está claro. Nosotras siempre trabajamos, igual en las buenas y en las malas.

¿Algún consejo para la ciudadanía? ¿Algo que les quieras decir?

El consejo fundamental es quedarse en casa. Lo mismo que le decimos a la familia que no vive con nosotros, y sobre todo a los padres y abuelos, que son más vulnerables.

Hay pacientes crónicos que se encuentra mal y por miedo al contagio no acuden a urgencias o a su centro de salud. Los centros de salud siguen funcionando y los pacientes pueden hablar con su médico por teléfono. Él les explicara como tienen que hacer, si es imprescindible acudir al centro o al servicio de urgencias.

Si tuvieran que ingresar en el hospital no tienen que tener miedo al contagio, ya que el resto de las plantas siguen funcionando normalmente y se atiende a todas las personas que lo necesitan.

Gracias por los ánimos y por quedarse en casa y seguir las recomendaciones. Y mucho ánimo porque esto lo venceremos entre todos.

¿Cómo hay que salir a la calle?

No hay que salir a la calle, solo para lo imprescindible y con las medidas que marca el gobierno, distancia de seguridad, higiene de manos etc.

¿Algo que quieras añadir?

Me gustaría mencionar a los trabajadores de las residencias de la tercera edad, donde especialmente está atacando este virus.

Se oyen algunos comentarios culpando a los propios trabajadores cuando éstos, desde hace mucho tiempo, años, trabajan en unas condiciones que no son las idóneas y su remuneración no es equiparable a la recibida por el resto de los trabajadores de la sanidad pública.

Espero que esta realidad sirva para que el gobierno tome medidas respecto a esta situación que se viene denunciando durante años.

Y por último quiero dar las gracias muy especialmente a toda/os mis compañera/os que formamos el equipo de MI del HAC desde TCAEs, enfermera/os, hasta los que no forman parte de la plantilla habitual, las personas que están en el despacho de fuera y nos proporcionan lo que necesitamos cuando nos hace falta, médicos, servicio de limpieza, supervisora de área medica, servicio de informática, mantenimiento, y todos los que están velando para que todo funcione, y muy especialmente a nuestra supervisora de unidad que desde el principio vela por todo el equipo.

Hasta aquí llega la entrevista. Lo primero que me viene al pensamiento es que trabajar con esos epis es como trabajar dentro de una sauna.

Y luego pienso que es cierto que ahora valoramos mucho a los sanitarios y a otras personas que trabajan para que podamos sobrevivir, corren más riesgos que nosotros en casa.

Ahora es fácil tener en cuenta todo esto porque lo estamos viendo desde nuestras casas, desde el bunker donde resistimos. Cada uno contribuye de una manera de otra a que esta situación termine. Después que esto pase, quedarán heridas que curar y pasará un tiempo antes de que cicatricen. Habrá algunas familias cuyas heridas tardarán más y tendrán más vivo el recuerdo.

Al final el tiempo lo cura todo y el dolor se olvida.

Yo espero y deseo que ahora, que todavía estamos en estado de guerra, hagamos un propósito, un propósito firme: El de no olvidar.

Que permanezca en nuestro recuerdo para siempre todo lo que hemos aprendido:

Ningún ser humano, de cualquier país, raza, color, diferente a nuestra manera de pensar, de ser y vivir, no es nuestro enemigo.

La paz es un bien que no debiéramos de perder nunca.

Los más pobres siempre son los que más sufren y tienen el mismo derecho a vivir dignamente que nosotros.

La solidaridad no es solo para las emergencias, también para el tiempo ordinario.

La lista es interminable.

Por eso ahora que nuestro lema es “resistiré”, hay que grabar a fuego en nuestro corazón para después “recordaré”:

A quienes seguirán trabajando por nuestra vida en hospitales, centros de salud, residencias…

Y todos aquellos que desde su tarea diaria, humilde, sencilla, muchas veces invisible, hacen posible que podamos comer, vestir, viajar, tener luz y agua…

A ver si de verdad hemos aprendido que hay muchos héroes a nuestro lado que no tienen una S en su pecho, ni vuelan, ni gozan superpoderes, solo un pequeño corazón que les impulsa a esa vocación que han aprendido desde antes de nacer: Entrega.

Una enfermera en tiempo de virus y en tiempo normal, es una persona que se entrega.

 

Texto: Jesús Muñiz

Una enfermera en tiempo de virus

4 comentarios en “Una enfermera en tiempo de virus

  • el 14/04/2020 a las 1:01 pm
    Permalink

    Muy buena entrevista

  • el 16/04/2020 a las 10:36 pm
    Permalink

    Muy buen mensaje para todos. Es una pena que muchos médicos, enfermera y policías están infectados y muriendo, siendo ellos los que están luchando por salvar vida y ellos no se salvan. Aquí en mi país agreden a los militares que andan en la calle evitando que la gente salga de casa en hora del toque de queda, y eso ocurre porque no tenemos conciencia y no acatamos la léy que impone la autoridad.

  • el 17/04/2020 a las 7:14 pm
    Permalink

    Muy bueno!!esta muy bien la entrevista!!,,estamos viviendo unos momentos increibles Pero esperemos pase pronto todo ,y realmente hay que ser agradecido !!a las ocho aplaudir!!

  • el 21/04/2020 a las 11:37 am
    Permalink

    Animo y fuerza. Ya queda menos
    Esperamos que después de todi esto se reconozca en vuestros contratos y salariosvlo importantes que sois

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: