Una bonita historia para recordar

Cherokee1Hace unos días, una buena amiga me ha enviado en forma de regalo, esta bonita historia a través del correo electrónico y por si no la conocéis, me animo a contárosla,  pues me parece que tiene un bonito mensaje.

Esta historia cuenta el rito del paso de la infancia a la juventud de los indios Cherokee:

“Cuando el niño empieza su adolescencia, su padre lo lleva al bosque, le venda los ojos y se va dejándolo solo.  El tiene la obligación de sentarse en un tronco toda la noche y no puede quitarse la venda hasta que los rayos del sol brillan de nuevo en la mañana.  El no puede pedir auxilio a nadie, pues una vez que sobrevive a esa noche, él ya es un hombre.
Cherokee2El no puede hablar con los otros muchachos acerca de esta experiencia, debido a que cada chico debe entrar en la masculinidad por su cuenta.
El niño está naturalmente aterrorizado, pues él puede oír toda clase de ruidos… bestias salvajes que rondan a su alrededor, lobos que aúllan, quizás algún humano que puede hacerle daño. Escucha el viento soplar y la hierba crujir, sentado estoicamente en el tronco, sin quitarse la venda,  ya que es la única manera en que puede llegar a ser un hombre.
Por último,  después de esa horrible noche,  aparece el sol y el niño se quita la venda…   es entonces cuando descubre a su padre sentado junta a él.
Su padre no se ha ido, ha velado toda la noche en silencio, sentado en un tronco, para proteger a su hijo del peligro sin que él se diera cuenta”.

Cherikiee3De la misma forma, nosotros nunca estamos solos,  aún cuando no podamos verlo, en medio de las oscuridades de la vida, nuestro Padre Celestial está a nuestro lado, velando por nosotros, sentado en un tronco. Cuando vienen los problemas y la oscuridad, lo único que tenemos que hacer es confiar en El, algún día vendrá el amanecer y lo veremos cara a cara tal cual es.

Si te ha gustado esta historia, compártela.  Puedes contarla a tus familiares y amigos.  Si no… tal vez te quitaste la venda antes del amanecer.

cielo_luz1Os deseo a todos un buen año 2010.

Carlos Cordero

2 comentarios en “Una bonita historia para recordar

  • el 13/01/2010 a las 11:16 am
    Permalink

    La historia es preciosa Carlos, pero yo pienso que el valor y la confianza en ti mismo es la que te ayudan a resolver los problemas, ningún dios está ahí para resolvertelos. Ceneme

  • el 28/01/2010 a las 10:55 am
    Permalink

    Estoy completamente de acuerdo con el mensaje de la historia aunque a veces me asaltan las dudas.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: