Un mes recordando a mujeres valientes.

O 8 de Marzo de 1908 cento vintenove mulleres traballadoras da empresa textil “Cotton” de Nova York, declaráronse en folga e ocuparon as fábricas reivindicando unhas mellores condicións de traballo.

A patronal actuou duramente e chamou á policía para que as fixera saír. Como elas se negaron a abandoar o edificio,botaron no seu interior bombas incendiarias, queimando ás cento vintenove mulleres.

Pouco despois, en 1910 declarouse o 8 de marzo o DIA INTERNACINAL DA MULLER  en lembranza das mulleres mortas en Nova York.

Mi propia experiencia.
Después de saber por qué se ha elegido ésta fecha como Dia Internacional de la Mujer,   me decido a  contaros mi propia experiencia :

Cuando terminé el Bachillerato Superior, año 1976-77, muchas de mis compañeras  se pusieron a trabajar de dependientas, otras hicieron un curso de mecanografía y administración y pronto se colocaron de secretarias, otras entraban, recomendadas, en  bancos, etc.

Yo no lo tenía muy claro, pero me gustaba la enseñanza y los niños. Animada por mi novio, me matriculé en la Escuela de Magisterio de Pontevedra, y después de tres años de estudios y sacrificios, conseguí mi Titulo de Diplomada en Ciencias de la Educación por Humanidades.

Y ahora me pregunto ¿para qué me ha servído?  He tenido unos meses de sustituciones y clases particulares. Me casé y mi profesión fue ser ama de casa y educar a mis dos hijos.  Tarea que nunca se ha considerado como trabajo ¿Por qué?. Creo que se me consideraba como un “ente pasívo de la sociedad”. No tienes una nómina y no cotizas a la Seguridad Social.
¡Vives cómo Dios!, me  decían algunas mujeres que trabajaban fuera de casa. No tengo jefe, pero tampoco tienes horarios lógicos, con principio y final. Has de estar las 24 horas disponible.

Cuando los niños son pequeños y te dan malas noches, quíen se levanta es mamá porque papá tiene que descansar. Mis hijos se llevan tres años y tenía que llevar al peque al cole por no dejarlo sólo en casa. Afrontar los  días de frío, lluvia y viento para llevar a su hermana  también.

En una ocasión, dejé al pequeño dormído en casa, pero pasé tanta angustia que nunca más lo hice.

Después viene  hacer la compra, limpiar la casa, lavadoras, planchar, ordenar ropa, hacer las camas y hacer la comida con el niño pegado a tus falda. Si eso no es trabajar, ya me dirán que lo es.

En  aquellos años las clases eran de mañana y de tarde, a la una al cole,  a recoger a la niña , a las tres , vuelta a llevarla y a las cinco a buscarla y después a llevarla a clases extaescolares…

!Y por fin crecen los hijos!
Ahora, mis hijos trabajan. Yo  estoy en el paro  y vivo cómo una jubilada, pero sin pensión. Dedicó más tiempo a mí persona que a mi casa.

Me acuerdo siempre de éstas palabras que decía mi padre: ”El mejor patrimonio que te puedo dejar es  darte una buena educación” eso  nunca lo perderás. Lo enriquecerás cuando pasen los años y crezcas como persona y tengas afición por cultivarte intelectualmente”. Mi padre tenía razón, me ha dejado un tesoro infinito.
Mis recomendaciones.
Ahora  puedo decir que siempre le he recomendado a mi hija, que se ennovió pronto,  que no se case ni monte una familia hasta que encuentre un trabajo,  que tenga su  independencia económica.

Y me hizo caso. Estudio LADE y trabaja.   Se casó hace dos años y medio y mantiene su puesto de trabajo. Se levanta un poco antes de las siete, porque hay que retocarse y maquillarse , su trabajo es de cara al público. Termina a las cinco y come lo que guarda en el taper que ha hecho la noche anterior y los va congelando. Luego  hay que poner la lavadora, tender, planchar, limpiar la casa y preparar la cena. No tiene un momento de descanso. Pero todavía  se animan a tener niños.

Ahora su marido  está en el paro y la empresa de ella está echando gente . Yo le he recomendado varias veces que coja una asistenta dos o tres dias por semana, para que tenga un poco de ayuda. Pero me dice que puede con todo.

Yo creo que se equivoca y  deberia pedirle a su marido que colabore más en casa. No es justo que solo un miembro de la pareja haga doble jornada. La familia y la casa es cosa de los dos, para limpiar, educar y todo lo que haga falta.

Y me sigo preguntado, ¿cúantos millones de mujeres en todo el mundo hacen doble jornada como mi hija, sin cuestionarse que eso no es así?.

Pienso que esto no es la igualdad de la mujer, aunque se trabaje fuera de casa, también.  !No estoy de acuerdo!. Creo que la única ventaja de la mujer asalariada es que tiene  independencia económica.

¿Se encuentra trabajo a partir de los 53 años?
Yo también quiero ser asalariada , lo necesito, pero con 53 años  estoy fuera de los requisitos y ya me siento excluida del mundo laboral, aunque no quiera.

Y como siempre, las mujeres seguimos luchando por  un trabajo, unos derechos que sean , nada más y nada menos, “los derechos de todo el mundo”, como decía el slogan de la campaña de este año.

Son reflexiones que me hago a veces, cuando escucho a las mujeres que, dicen algunos, “siguen pidiendo” .

Una usuaria.

Una mujer del Centro .

Un comentario en “Un mes recordando a mujeres valientes.

  • el 22/03/2012 a las 11:29 pm
    Permalink

    ¡ Vaya relato!, como la vida misma, eres el espejo de infinidad de mujeres que les pasó lo mismo.
    Lo has dicho tan clarito, que no puedo aportar mas.
    bicos Dolores

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: