Un homenaje a nuestras compañeras del taller de debates.

Con motivo del dia dedicado a la mujer, en el taller de debates hemos querido rendir un homenaje a las mujeres de nuestro grupo, y para ello las hemos invitado a  que nos contaran sus experiencias en el mundo del trabajo.

Historias de mujeres fuertes.

Nos contaron sus  vivencias laborales  que son  muy  interesantes y conmovedoras  .
Y  nos contaban lo siguiente:
Una de ellas  había trabajado como modista toda su vida,   siempre con mujeres.  Otra nos decía que su trabajo había discurrido en diversas actividades, sobre todo como dependienta. Y nos recuerda como,  en su época circulaban los famosos sobres que el jefe solía repartir en ocasiones.  Curiosamente esta mujer nos contaba que una de sus compañeras se sentía acosada por algún compañero,  aunque ella nunca sufrió tal circunstancia.     Trabajaba como herrera.

Un caso verdaderamente curioso es la que trabajaba con su padre, de profesión herrero. Fabricaban utensilios para el campo. E videntemente era raro ver a una mujer en este trabajo en aquellos tiempos. Pero ella lo hacia y muy bien, al parecer, puesto que su padre, que también era el jefe, le pedia que realizase algunos trabajos de especial pericia, como afilado de hoces, etc.

Trabajar en el extanjero.
También otras habían vivido la experiencia de un trabajo en  Suiza , donde hombres y mujeres sí cobraban igual.
Habiendo estudiado corte y confección una de estas grandes mujeres nos comentaba que hacia los famosos pantalones “PRESSMAN”, muy famosos en aquella época. Pero su esposo no le daba la menor importancia a su trabajo.
Otra cuando se casó se hizo agente de seguros, ella ponía el titulo y su marido se encargaba de la logística. Tenia seis hijos,  como os podéis imaginar no le faltaba trabajo, pero hacía falta dinero y era necesario salir a buscarlo. Un médico le sugirió que hiciera un curso de auxiliar de enfermería.Primero tuvo que sacar el graduado escolar y después hacer el curso, pero al final lo consiguió y le surgió un trabajo en el  se jubilo. Nos cuenta que sí había diferencias salariales , al fin con mucha lucha consiguieron equiparar sus sueldos a los de los hombres, y todo esto con 38 años.

“Cuando me casé pasé 10 años de luna de miel, nos cuenta esta compañera, que  continua recordando como cuando su marido se puso enfermo fue ella la  que tomó una dura decisión: no consentir que le cortasen la pierna, aunque los médicos, sin estar muy seguros, querian hacerlo :”Cogí a mi marido-dice-le vestí, le coloque su sombrero,  y salimos por la puerta como si no pasara nada”. Y gracias a este acto de valentia, no le cortaron la pierna hasta 40 años después.

Los puestos directivos eran ocupados por hombres.
Así se fueron desgranando sus historias nuestras compañeras del taller.
Una trabajó de funcionaria y nos dice  que no existían diferencias salariales entre personas del mismo nivel. No obstante los puestos directivos eran ocupados por hombres. Las mujeres tenían que atender la casa y no tenían tiempo para asistir a cursos de formación para acceder a estos puestos.
Otra de estas historias, llena de fuerza por parte de una mujer muy valiente, recuerda que de  pequeña cuidaba las vacas en el pueblo, después se vino a vivir a la ciudad, a casa de sus tías. Pero la convirtieron en la criada, sin sueldo.

Se casó a los 19 años y a los 29 se quedaba viuda con un hijo. Y ella sola afrontó la vida laboral en jornadas interminables. Pero salió adelante, atendiendo a su hijo, el trabajo y la soledad. Es una mujer hermosa de inmensos ojos azules, reposada y observadora.
Son historias fascinantes de  admirables mujeres, que se merecen nuestro respeto y son un ejemplo para las nuevas generaciones.

Jero.

Un comentario en “Un homenaje a nuestras compañeras del taller de debates.

  • el 14/03/2011 a las 3:32 pm
    Permalink

    JERO, MUY INTERESANTE EL TEMA DE ESTA SEMANA, ME GUSTÓ MUCHO, UN SALUDO

    ISABEL

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: