“Un hombre feliz”

 un hombre felizQue feliz el hombre que es nacido y enseñado
A no servir la voluntad de otro
Cuya fuerza es un pensamiento honrado
Y la voluntad su mayor tesoro

Cuyas pasiones no son su dueño
Cuya alma está preparada para morir
Sin importar el mundo y su cuidado
Ni la fama o el aplauso por venir

Que no envidia la fortuna de otro
Ni el vicio, al que nunca sucumbió
Ni leyes de estado, sino leyes de bien
Ni las profundas heridas que el orgullo dejó

Quien su vida tiene libre de rumores
Cuya conciencia es su crisol de flores
Cuya condición no necesita aduladores
Ni la ruina crea más fuertes opresores

Cuyos días en meditación y rezo pasa
Más por su gracia que para recibir dones
Y entretiene el venturoso día con perdones
Con un buen libro religioso o un amigo

Este hombre está libre de manos serviles
De la esperanza de subir o temor a caer
Dueño de si mismo lejos de tesoros miles
Y sin tener nada, de todo sobrado tener

miguel1Miguel Correa-01-05-2013

A %d blogueros les gusta esto: