Trampantojos

Trampantojo, una palabreja que siempre me ha hecho mucha gracia. No se escuchaba mucho últimamente, sin embargo en la actualidad, y gracias a la nueva cocina creativa, se está volviendo a poner de moda; aunque su origen no tiene nada que ver con este tema y sí con el “Arte”.
Si nos circunscribimos al arte culinario, podríamos decir que son elaboraciones que nos ponen en el plato, cuya apariencia nos hace ver una cosa pero en realidad es otra. Todo depende de la imaginación de la persona que lo confecciona; juega, sobre todo, con colores, formas y distintas maneras de presentar el plato y por supuesto de su creatividad.
Los trampantojos son elaboraciones que juegan visualmente, y no sólo con este sentido sino con todos los demás, con el comensal. Es decir, parecen una cosa pero al momento de saborearla, es otra muy distinta. El objetivo del chef al elaborar un plato trampantojo, es sorprender al cliente poniendo la máxima creatividad y talento.
Recuerdo, hace unos años, cuando invité a una sobrinita a helados, en una heladería en la que hacían unas composiciones fantásticas, y pedí para ella unos huevos fritos… el enfado que cogió fue impresionante. El plato consistía en: imitando la clara, perfectamente colocado helado de nata, y en lugar de la yema habían colocado medio melocotón de conserva. Ni que decir tiene, que cuando se dio cuenta de la realidad, hizo buen provecho de aquel trampantojo.
La vista, juega un papel muy importante a la hora de comer, y no podemos discutir lo que es arte culinario, siempre respetando el sabor. ¡Cuidado! no sea que te sirvan un bol de chocolate con churros, cuando en realidad es un puré de lentejas y patatas con mantequilla.
Cuando, a veces, vas paseando por una calle, y te encuentras con un bache tremendo que el día anterior no estaba y te obliga a separarte para no caer en él… ¡Ojo! La vista te está jugando una mala pasada. Un artista ha puesto una trampa a tus ojos. Estas trampas se suelen pintar en suelos, fachadas laterales llenas de balcones con flores, simples muros que aparentan acueductos o columnas, bosques a los que sólo les falta el olor, mares… etc.
Trampantojo
Nombre masculino
Ilusión óptica o trampa con que se engaña a una persona haciéndole creer que ve algo  distinto a lo que en realidad ve; especialmente, paisaje pintado en una superficie simula una imagen real.

Descripción
El trampantojo es una técnica pictórica que intenta engañar a la vista jugando con el entorno arquitectónico, la perspectiva, el sombreado y otros efectos ópticos y de fingimiento, consiguiendo una «realidad intensificada” o «sustitución de la realidad». También se utiliza el término ilusionismo. Wikipedia.

A través de la Historia, se puede comprobar que desde muy antiguo se utilizó esta técnica de pintura; ya la utilizaron griegos y romanos en la decoración de sus casas. Son muchos los pintores que tienen algún cuadro utilizando este recurso pictórico, y no hay museo en el que no figure alguna muestra de este arte.
Es curioso como en las visitas guiadas, pongo como ejemplo a catedrales, nos expliquen las pinturas murales, frescos, zócalos, bóvedas… etc. Nos piden que nos fijemos en la cúpula, y cuando ya hemos reparado en ella, nos dicen que no existe tal cúpula, que es una pintura imitándola, y no nos dan el nombre de esta técnica de pintura (Trampantojo).
Y si ya nos centramos en artes actuales, no podemos olvidar la fotografía y el cine. La de trucos fotográficos, pasando por la cámara oscura y la linterna mágica, que juegan con ilusiones ópticas que nos hacen ver imágenes que no existen, creo que ya sabemos cómo llamarlas.
En el cine, sólo tendríamos que pensar en decorados, puesta en escena… y un montón de recursos para producir engaños visuales. En la actualidad, ya no se recurre tanto a los trampantojos, los efectos especiales los están sustituyendo.
Me gusta la palabra trampantojo, pero no me gustan los trampantojos con los que nos intentan ilusionar, en ciertos sectores de nuestra vida diaria.
Esther

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: