Trabajos extraños e indignos:”el limpiaculos”

culo-culopngParece extraño, suena incluso a broma, pero es cierto que existió un viejo oficio ,Groom of theStool) o “limpiaculos real”.Fue, durante siglos y desde su instauración en el siglo XVI, uno de los más cotizados de la corte real inglesa.
Fue Enrique VII, según nos revela la página HistoricUK , el primer monarca que sintió la necesidad de que alguien se encargase del mantenimiento y limpieza de su ano de sangre azul. Pronto el cargo adquirió importancia, puesto que el mozo de las heces pasaba largos ratos con el rey asistiéndole a quitarse sus ropajes para que pudiese hacer de vientre.
Requisitos para ser un buen “limpiaculos”.
El puesto requería andar todo el día entre toallas y cuencos o palanganas, acarreando la pesada silla de cagar por palacio,vigilar la dieta y horarios de las comidas del rey . También tenía que organizar su agenda, teniendo en cuenta sus horarios de cagada. Además, era necesario tener cierta educación, puesto que había que darle conversación al soberano en esos momentos de tránsito intestinal .Las familias que quisieran medrar en la corte, aspiraban a tener a uno de sus miembros como limpiaculos real. Si el trabajador era bueno, sacaba una buena paga, incluidas las ropas usadas que le regalaba el rey.
Este oficio exisitió durante 4 siglos, hasta que fue abolido en 1901, siendo rey Eduardo VII. Henry Norris, por ejemplo, fue ejecutado por orden de Enrique VIII, tras ser acusado de prestar atención especial a los órganos sexuales de la reina Ana Bolena. Otro caso fue el del ‘rey loco’ Jorge III (1760-1820) que tenia 9 mozos limpiaculos a su servicio. Uno de ellos, John Stuart, llegó a ser Primer Ministro Británico.

Esther

Cosas que circulan por la red.

3 comentarios en “Trabajos extraños e indignos:”el limpiaculos”

  • el 01/07/2016 a las 1:10 am
    Permalink

    Por lo que veo, este es un oficio que según como se ejerciese, podía tener un buen porvenir.
    En fin. A pesar de todo, a mi no me gustaría ejercerlo.
    Gloria.

  • el 01/07/2016 a las 1:27 pm
    Permalink

    Muy bueno, Alejandra.
    Ahora existen otra clase de “limpiaculos” … Dejémoslo así.

  • el 02/07/2016 a las 7:33 pm
    Permalink

    Ja,ja. La verdad es que hay mucho limpiaculos suelto. Pero el articulo lo ha escrito y recopilado mi compañera Esther. Por lo tanto, el mérito de lo escrito es de ella. Yo sólo lo he metido en la revista. Esther siempre me sorprende con su buen hacer en el equipo, aunque acaba de llegar. Es un fichaje muy bueno. Un abrazo

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: