“Tienes pastillas para soñar”

A comienzos de octubre tuve la oportunidad de asistir en el Centrosociocomunitario de Coia, a las clases de Yoga, impartidas por Pepe, una persona muy peculiar, que me habló de Zen, Meditación, el Zazen y otros términos que yo desconocía: Yoga, es unión mente-cuerpo.
La meditación, que Dógen califica como la gran puerta que permite acceder al Nirvana.
Nos hablaba de un escritor que se interesó por el budismo y lo unió al psicoanálisis en algunas de sus obras, Erich Fromm.
Por ejemplo, en el libro ”El arte de Amar” voy a elegir algunos párrafos que me han gustado:
“En el acto de amor, de entregarse, en el acto de penetrar en la otra persona, me encuentro a mí mismo, me descubro, nos descubrimos ambos”.
Creedlo, para hacernos amar no debemos preguntar nunca a quien nos ama: ¿eres feliz? Sino, decirle siempre: ”Qué feliz soy a tú lado!”
A Fromm, le interesa la visión de Thomas Hobbes, en el sentido de que: “El hombre es lobo para el hombre”.
En el libro: “Anatomía de la destructividad humana”, libro que escribió poco antes de morir, plantea la idea de que el hombre se decanta entre dos ideas: La biofília, que impulsa al hombre a amar la vida.
La otra es la necrofilia, cuando el hombre se decanta por el egoísmo, que conlleva a la soberbia, la codicia, la violencia, el ansia de destruir y el odio a la vida.
En ésta obra Fromm, hace un magnífico estudio de la personalidad de Hitler.
Otros libros: ”El corazón del hombre”, potencia para el bien y para el mal. ”Psicoanálisis y religión”. El amor es la fuerza más creativa del mundo, el recuerdo de ése amor es el más destructivo.
Al que mendiga amor le llaman loco y nadie le hace caso, sin embargo, el que se quiere a sí mismo es feliz y, si alguien te quiere, puede ser un regalo maravilloso.
Rosalía.

A %d blogueros les gusta esto: