Textos para reflexionar.

Derechos y deberes que están en nuestra Constitución de 1978.

El día 6 de Diciembre  se celebra el Dia de la Constitución y no estaría demás recordar y releer algunos de sus artículos. La Carta Magna es un documento fundamental para vivir en libertad, en un Estado de Derecho . Un Documento por el cual luchan y mueren muchos  pueblos.

Desde esta Revista Digital, queremos recordar algunos de los artículos de nuestra Constitución que nos garantizan una serie de libertades fundamentales. Que no se os olviden nunca y, sobre todo, que nunca nadie pueda arrebatarnos.

Artículo 1.
1. España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político.

Artículo 10.

2. Las normas relativas a los derechos fundamentales y a las libertades que la Constitución reconoce se interpretarán de conformidad con la Declaración Universal de Derechos Humanos y los Tratados y acuerdos internacionales sobre las mismas materias ratificados por España.

No olvidamos a los llamados “Padres de la Constitución”. Un grupo de excelentes intelectuales y políticos que redactaron la Carta Magna y gracias a la cual hemos vivido, en paz y en un Estado de Derecho, hace ya 33 años.

Sección I. De los Derechos Fundamentales y de las  Libertades Públicas.

Artículo 15.

Todos tienen derecho a la vida y a la integridad física y moral, sin que, en ningún caso, puedan ser sometidos a tortura ni a penas o tratos inhumanos o degradantes. Queda abolida la pena de muerte, salvo lo que puedan disponer las Leyes penales militares para tiempos de guerra.

Artículo 16.

1. Se garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y las comunidades sin más limitación, en sus manifestaciones, que la necesaria para el mantenimiento del orden público protegido por la Ley.

2. Nadie podrá ser obligado a declarar sobre su ideología, religión o creencias.

3. Ninguna confesión tendrá carácter estatal. Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones.

AG

 

A %d blogueros les gusta esto: