Tarta tres chocolates

Ya se acercan las fiestas de la Navidad   y en la clase de cocina de los lunes ya empiezan a elaborar deliciosos postres, esta semana  Esmeralda preparó  una riquísima tarta de tres chocolates.

Está tan buena que gusta incluso a los que no son chocolateros.

tarta-tres-chocolaesIngredientes

– 150 gr. de chocolate negro (sirve el chocolate negro para postres)
– 150 gr. de chocolate con leche

– 150 gr. de chocolate blanco
– 125 gr. de azúcar
– 750 ml. de nata líquida para montar
– 750 ml. de leche
– 3 sobres de cuajada

Para la base:

– 60 gr. de mantequilla
– Galletas María
– Un poco de leche

Preparación:

Lo primero es preparar la base. Para ello trituramos las galletas y las mezclamos con la mantequilla y con un poco de leche. La masa debe quedar consistente. Cuando todo esté bien mezclado, colocamos la masa en el fondo del molde, aplastándola para que quede lisa.

Es importante que el molde sea desmontable para poder desmoldarla fácilmente cuando la hayamos terminado.

Dejamos el molde con la base en el frigorífico para que ésta se endurezca mientras continuamos con la tarta.

Empezamos con la capa de chocolate negro: colocamos en un cazo el chocolate negro troceado, 75 gr. de azúcar, 250 ml. de leche y 250 ml. de nata, dejando que se funda todo a fuego medio sin dejar de remover y sin que llegue a hervir. Cuando esté todo mezclado incorporamos un sobre de cuajada y seguimos mezclando durante 5 ó 6 minutos.

Sacamos el molde con la base del frigorífico y vertemos la mezcla de chocolate negro con ayuda de un cazo, para que quede repartida de forma uniforme. Dejamos reposar en un lugar plano mientras se forma una película sobre la capa de chocolate.

Continuamos con la capa de chocolate con leche: colocamos en el cazo el chocolate con leche troceado, 50 gr. de azúcar, 250 ml. de leche y 250 ml. de nata. Procedemos de la misma manera que con el chocolate negro, mezclándolo y añadiendo la cuajada. Cuando hayamos terminado, nos ayudaremos de un cazo y poco a poco verteremos la mezcla sobre la capa de chocolate negro, repartiéndola por toda la superficie. Es importante hacerlo con mucho cuidado para que no se rompa la capa de abajo.

Terminamos con la capa de chocolate blanco: colocamos en el cazo el chocolate blanco, 250 ml. de leche y 250 ml. de nata. Mezclamos y añadimos la cuajada. Esta vez no se añade azúcar, puesto que el chocolate blanco es más dulce.
Repartimos la mezcla por encima de la capa de chocolate con leche, con mucho cuidado, para que no se nos rompa.

Dejamos reposar en el frigorífico durante 4-5 horas, aunque queda mejor de un día para otro.

Forma de hacer las hojas para decorarla:
Se lavan las hojas y se secan bien, pueden ser de limonero, de vid etc. fundes el chocolate en el microondas y con una brocha pintas el dorso (donde están los nervios de la hoja. Las vas poniendo en una bandeja y las metes en el frigorífico 1 hora,  las sacas y le vuelves a dar otra pasadita  y al frigorífico 1 hora más y después quitas las hojas despacito y quedan preciosas como podéis ver en la foto

Podemos adornarla a nuestro gusto, si os parece mucho lío lo de las hojas, con virutas de chocolate queda muy bonita´

Raquel
A %d blogueros les gusta esto: