Taller Filosofía: Sócrates, Platón.

La filosofía griega se pregunta por el sentido de la vida. Hay que diferenciar el Ser del Existir para no equivocarnos en nuestras prioridades:

Ser = Nous o Espíritu.  Existir= Psique y Soma (cuerpo).

  socrates_2Sócrates. (Atenas, 470 – 399 a. C.)

Procedía de una familia humilde, su padre era cantero y su madre, comadrona. De ella decía que había aprendido el oficio: traer hijos al mundo en el sentido filosófico, que el discípulo saque lo mejor de sí mismo.        

Su método, la mayéutica, significa sacar de dentro lo mejor que llevamos. La dialéctica procede del griego dialeksis (el camino hacia la luz del conocimiento y la verdad). Se trata de la oposición de dos logos o ideas para llegar a una conclusión.

En el oráculo de Delfos, en el templo de Apolo, había una sacerdotisa que transmitía el mensaje de Apolo. Preguntan quién es el hombre más sabio de Grecia y la respuesta es: Sócrates. Se lo dicen y se queda extrañado. Se reconoce como el tuerto en la tierra de los ciegos. Después de preguntar a la gente se da cuenta de la falta de conocimiento. Decía: “Sólo sé que no sé nada”.

 Sócrates se centra en el conocimiento de sí mismo y defiende la autenticidad del ser. Se apoya en los valores y virtudes que tenemos en el interior.

Los Sofistas estaban enfrentados con Sócrates. Un sofista es el que utiliza sofismas (un razonamiento falso con apariencia de verdadero). No buscan la verdad sino salirse con la suya. Los sofistas llevarán a Sócrates a juicio, será condenado a tomar la cicuta, un veneno que paraliza. Fue acusado falsamente de corromper a la juventud y de inventarse nuevos dioses.

Sócrates tenía una libertad interior enorme, decía lo que pensaba y fortalecía a la gente. Buscaba la verdad. “La sabiduría consiste en saber hacer el bien”

LosTresFiltros550

Triple filtro:

La verdad, la bondad y la utilidad

 

Para Sócrates el bien es la base y la raíz del Universo, la expresión más depurada del Pensamiento Divino.

Dignidad es: “soportar una injusticia antes que cometerla en otro”.

El objetivo final de la Dialéctica y de la filosofía es el “conócete a ti mismo” y “hacer el bien”.

Daimon significa espíritu, su conciencia, que le corregía.

 Anécdotas:

Era un hombre muy sobrio, vivía con muy poco. Veía los puestos de venta en Atenas y decía: “¡Cuántas cosas que no necesito!”

Una persona de acción, no un teórico. Su enseñanza de “nada en exceso”, levantarse de la mesa con un poco de hambre y de la cama con un poco de sueño.

Era soldado, recibía una paga del Estado. Participó en varias batallas, fue condecorado con la medalla del valor, no dio la espalda al enemigo al retroceder.

Era robusto, aunque no muy alto. Rescató a gente sobre sus hombros, entre ellos al general Alcibiades. Era valeroso y virtuoso.

imagesPlatón  (Atenas, 428 – 347 a. C.)

Se llamaba   Aristocles (aristos- partícula que significa el mejor, el  más sabio).  Platón era su apodo, que significaba “ancho de espaldas”. Era guapo, alto y hacía mucho ejercicio, valoraba la gimnasia para el cuerpo. Destacaba por su corpulencia. Otro apodo: “el divino”, por el nivel de profundidad de sus enseñanzas. Conoció a   Sócrates con 18 años, quien le dijo: “Tú eres el cisne que yo soñé” (en su sueño se le había acercado un cisne en una plaza, mientras enseñaba).

 La búsqueda de las Ideas o Arquetipos:

En el mundo celeste de las ideas hay cuatro arquetipos: lo Justo, lo Bueno, lo Bello y lo Verdadero. La mente cósmica es la mente divina. El Demiurgo es el arquitecto cósmico. De esos cuatro moldes sale todo lo demás.

El mundo sensible es terrestre:

Lo Justo va a dar lugar a la Política, de la idea del Bien procede la Religión, de lo Bello, el Arte y de lo Verdadero, la Ciencia.

En La República diseña su Estado ideal. Se centra en los gobernantes, que tienen que ser sabios, y en los guardianes de la ley. Hizo dos intentos de plasmar este estado en Sicilia. Buscaba mejorar al ser humano y a la sociedad.

En Atenas abre la Academia (la primera universidad de Occidente), que funcionó casi 1.000 años. La cerraron en la época romana porque la consideraba peligrosa el emperador Justiniano. Impartió clase hasta su muerte, con más de 80 años.

Enseñanza:

A) Importancia de la Filosofía.

La naturaleza propia del ser humano es ser filósofo, porque “la sabiduría es la conquista de la propia conciencia”. “La Filosofía es la ciencia de los hombres libres”.

B) La educación.

Educar es dotar al hombre de las herramientas que le permitan ejercitar sus virtudes o valores. EDUCIR = sacar de dentro lo mejor, para llegar a vivir los valores de Justicia, Belleza, Bondad y Verdad, seres humanos completos.

Otras virtudes: prudencia, justicia, valor y templanza. Las incorporará el Cristianismo como virtudes cardinales.

CavernaC) El filósofo: el mito de la caverna.

Lo relata Platón en el capítulo VII de La República. Existen personas encadenadas en una gruta y sólo pueden ver sombras de la realidad. Algunas salen de la caverna y ven el mundo real: son los filósofos. Salen a la luz y deciden volver a la caverna a avisar a los encadenados: son los avataras.

La caverna es el mundo de la ignorancia del que sale el filósofo. El mundo exterior es el mundo de las ideas, del que vuelve el político por amor a la gente, por vocación. El sentido filosófico de la política es altruista. El corrupto (cor-rupto, corazón roto) ha traicionado sus propias ideas y sus principios. Sólo el que se conoce a sí mismo y se dirige a sí mismo podrá dirigir a otros.

D) Ideal filosófico e ideal político.

El Filósofo es el hombre individual que busca naturalmente la verdad y el Político es aquel que, siendo Filósofo, se dedica a favorecer a sus semejantes para que puedan ser Filósofos.

El Cristianismo se basó en Platón para las cuatro virtudes cardinales: prudencia (sabiduría), justicia, fortaleza (valor) y templanza. Añadió tres virtudes teologales: fe, esperanza y caridad.

Lourdes

Foto:  http://danielpaz.com 

Un comentario en “Taller Filosofía: Sócrates, Platón.

  • el 19/03/2014 a las 5:01 pm
    Permalink

    La verdad, Lourdes es que en la vida he encontrado mucho sofista y poco Socrates. Cuando alguien empieza diciendo, creo, pienso, me parece ya está empezando a ser sofista. Lo que sabemos de Socrates, como bien sabes, es por lo que escribió Platón. Muy buen artículo de todos modos. Felicidades. Miguel Correa

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: