Sofás nuevos: Un regalo de Nadal o saliendo de la crisis

El pasado 29 diciembre los usuarios de este centro nos encontramos con una grata sorpresa: sofás nuevos en el área de lectura de prensa. No creemos que haya sido Papa Noel, sería con retraso, no fueron los Reyes Magos porque aún no llegó el día, no fue o Apalpador puesto que no tenemos gobierno nacionalista, por si alguien no lo sabe o Apalpador es la versión galega de Papá Noel, tampoco fue una inocentada porque había pasado el día.

Así que como intrépidos reporteros, nos pusimos a buscar la información sobre el origen de tal acontecimiento que tenía alterados a todos los usuarios que reparaban en el cambio.

Lo primero que observamos es que eran idénticos a los anteriores en color. Tras múltiples investigaciones fuentes fidedignas, confirmaron nuestras sospechas, no eran nuevos, lo que nos hubiese parecido un derroche ya que efectivamente llevaban un tiempo rotos pero la estructura se veía en perfectas condiciones. A día hoy seguimos sin tener explicación de cómo se hizo una reparación tan rápida y sin que apenas notásemos la ausencia de los sofás.

Remontémonos a los hechos que dieron lugar a tan grata sorpresa.

El pasado 21 de diciembre se celebró en este centro un acto al que ningún redactor de esta revista pudo asistir y del que no dimos cobertura. Un cartel desde hacía días anunciaba Salsa Costas, Centro Sociocomunitario de Coia . Como muy bien dijo una de nuestras lectoras en un comentario era un cartel informativo poco informativo.

Sabemos por personas  ajenas a la redacción que al acto asistió Marta Iglesias Bueno: Jefa territorial  de la Xunta en Vigo, manifestando en su visita un vivo interés por los usuarios que en ese momento participaban en  el baile o en otras actividades,  también que realizó un recorrido por las instalaciones del centro. Una fuente que no quiere desvelar su identidad nos comenta que se la vio en animada conversación junto a la directora Lucía Vilariño en la zona de lectura de prensa observando la huella de nuestros usuarios en los sofás debido a  su empeño en mantenerse informados mediante prensa escrita y audiovisual, huella que dejaba a la vista el relleno desde hacía muchos meses.

Por lo importante del acontecimiento, quizás sólo un “brote verde”, se ha reunido esta redacción al completo y tras un arduo estudio de la información recabada deducimos “supuestamente”que la directora habrá convencido a Doña Marta Iglesias de que un centro de la Xunta debe tener una mínima dignidad en los lugares destinados a las posaderas de los usuarios más ávidos de información. Suponemos que la Jefa territorial fue sensible a las demandas de nuestra directora y que como consecuencia de ese cartel al que no dimos mucha importancia informativa hoy contamos con unos flamantes sofás “mejores que nuevos”.

Buena noticia para este inicio de año,  hace presagiar el adiós a la ausencia presupuestaría en actividades

Es una muy buena noticia para este inicio de año, según una de nuestras expertas en economía doméstica este es el preludio que hace presagiar el adiós a la ausencia presupuestaría en actividades que hacen imposible a nuestro centro competir con asociaciones de todo tipo, que siguen teniendo actividades subvencionadas por Ayuntamiento y Diputación

En nombre de todos los compañeros que estos días manifestaron su contento por la reparación de dichos sofás y de esta redacción queremos hacer llegar a Doña Marta Iglesias nuestro agradecimiento por la sensibilidad manifestada y su buena gestión. Nos hubiera gustado verla el día 22 en la fiesta de Nadal donde actuaron todos los grupos del centro, suponemos que por agenda no le fue posible.   En este año esperamos tener nuevas ocasiones para recibir su visita en la clausura de algún curso subvencionado por la Xunta, algún curso que dé posibilidad de asistir a aquellos de nuestros compañeros que con su pensión tiene que ayudar a algún miembro de su familia aquejado por el paro o las estrécheces económicas no pueden permitirse cursos de pago.

Aunque este artículo está escrito en tono de humor, el agradecimiento es sincero a las personas que hicieron posible este regalo de Nadal.

Equipo de Redacción

2 comentarios en “Sofás nuevos: Un regalo de Nadal o saliendo de la crisis

  • el 06/01/2017 a las 7:06 pm
    Permalink

    Yo aún no tuve la oportunidad de ver los sofás, mis obligaciones de abuela me impidió ir estos días al centro, pero si había observado su deterioro.
    Muy divertido el artículo, espero y deseo que ese arreglo no haya sido un espejismo y si el final del abandono en el que nos tenía la Xunta. Yo no estuve en el baile al que se hace referencia y que asistió esta representante de la Xunta pero si recuerdo cuando nos visitaban con asiduidad en todo tipo de actos: clausura de cursos, conferencias, fiestas, y demás actos. Muchos de los compañeros nuevos no tienen ni idea a quien pertenece la gestión del centro. Para muchos solo es un gimnasio, una cafetería o un lugar donde leer la prensa. Mi tarjeta de usuaria es una de las más antiguas del centro y yo si recuerdo otras épocas en las que el asistir a un curso (muchos gratuitos o muy asequibles) suponía una forma de entrar en una dinámica de relación social que iba más allá del propio curso. Quizás no sepa explicarme bien, pero ahora parece que todo queda reducido a que un monitor dé una actividad en un lugar y nada más.
    Faltan las excursiones de un día en las que convivíamos con los compañeros, faltan los proyectos comunes, aún recuerdo cuando en el centro se hacía fiesta de reyes y alguno de nuestros compañeros se vestía de rey, con trajes que previamente habíamos ayudado a confecciorar un grupo de usuarias.
    Se pedía nuestra colaboración, ahora parece que nadie más allá de las paredes del centro sabe que existimos.
    Por eso me parece tan de agradecer que un responsable de la Xunta haya visitado el centro en un acto público. Gracias a Marta Iglesias por tomar interés en nosotros y espero que nos visite a menudo, sin el conocimiento de la realidad poco se puede gestionar o al menos eso pienso yo.

  • el 06/01/2017 a las 7:37 pm
    Permalink

    Hay que agradecer a Doña Marta Iglesias que se preocupase por mejorar los sofás de la zona de lectura.
    Espero que tenga la buena voluntad y la financiación suficiente como para lograr otras mejoras para el. Centro.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: