Siete pautas para el cambio (6). Alegría

la risa1. La Risa y su poder curativo
No sabemos hasta qué punto reírnos todos los días nos liberaría de tensiones, malos entendidos, mala energía… pero aun sabiéndolo es una opción que no elegimos voluntariamente. ¿Para qué te sirve elegir sufrir?  RÍETE…
No te lo digo desde un punto de vista frívolo restándole importancia a tus problemas o circunstancias. Lo que te propongo como nuevo hábito es que, si le aportas un extra de humor a tu día a día, tu perspectiva sobre la importancia de dichos problemas y su dificultad a superar, irá disminuyendo… cosa que ahora mismo quizá te cueste ver. ¿te apetece?

LA RISA tiene múltiples beneficios, entre ellos…

-Oxigena (respiras profundo).

– Reduce el estrés.

– Alivia los síntomas de depresión y ansiedad.

– Aumenta la memoria y el pensamiento creativo.

– Mejora la interacción y relaciones sociales.

-Aumenta la “amigabilidad” y la solidaridad.

Imagen12. El Cuerpo y el Movimiento: masajes, saltar, tocarse,…
La glándula Timo está situada en el centro del pecho, detrás del esternón. Su nombre en griego significa energía vital. Es un órgano desconocido pero vital para el ser humano pues se encarga del sistema inmunológico (nuestras defensas) y sus células están emparentadas con las del corazón.
El sistema inmunológico es sofisticado, protege nuestro organismo de los ataques de virus, bacterias, hongos, células malignas, …
Crece cuando estamos alegres y encoge cuando estamos tristes, estresados o enfermos.

*Cada mañana, al levantarte, golpea levemente a la altura del Timo, unas 30 veces con el puño cerrado.
*Pauta para cuando estés triste: mira al cielo, respira con el abdomen lentamente, da unos saltos y estira los hombros hacia atrás…

3. La alimentación consciente (Mindful eating) sin ansiedad disfrutando de la comida.
Pautas para no comer con ansiedad:Imagen11

1. Bebe un vaso de agua antes de sentarte a comer, para parar tu actividad cotidiana y que tu mente registre el cambio de actividad que se avecina.
2. Come siempre sentada, ante un plato, con cubiertos. Esto es un ritual que te prepara mentalmente para comer con calma y sin ansiedad.
3. Entre bocado y bocado, suelta los cubiertos de las manos, y déjalos en el plato. Así no engullirás de forma compulsiva.
4. Mastica despacio, saboreando los alimentos. Esto hará más fáciles tus digestiones.
5. No te quedes con sensación de tener el estómago lleno. De 1 a 10, quédate en 7.

MonicaCoachingMónica M.G. Monicalogo

monicamcoach@gmail.com