Siete Pautas para el Cambio (3). Miedos

MonicaMiedos11¿Vives en modo EGO o en modo AMOR?. El Miedo es un esbirro del Ego que actúa para ponerte obstáculos en el camino… de ti depende, frenarte ante ellos o saltarlos y avanzar.
El EGO manipula tu mente, colocándose multitud de máscaras, (tus otros “YOS”), que pelean entre ellas por el control…Entonces, TU SER ESENCIAL (aquello que eres además de cuerpo) se echa a dormir y delega en tus máscaras los mandos de tu destino. ¿Quién dirige TU vida, tu Ego o TÚ?
El Ego es aquella parte de ti que provoca que seas un ser CRÍTICO, (¿juzgas a los demás a todas horas?), CONTROLADOR, (¿repites mucho la frase “lo que tienes que hacer es…”?), RENCOROSO, (¿te cuesta horrores pensar en la idea de perdonar a quien te ofende?), lleno de RABIA, (¿te has planteado que llevas tanta rabia acumulada por experiencias pasadas que no puedes disfrutar?), ENVIDIOSO, (¿enfocas tu felicidad en aquellas posesiones o circunstancias que tienen otros?)… Pero hay otro modo de ver la vida que te hará ser menos infeliz y es gestionar tu ego para reducir su poder en ti y que el AMOR aumente. Habitualmente vivimos (aproximadamente) siendo un 90% EGO y un 10% AMOR y claro, así no hay manera de ser feliz… YO te propongo que inviertas los porcentajes trabajando en tu EGO.
*Cuando echas “veneno” contra alguien, te estás envenenando tú… ¿tan poco te quieres?.
La función básica del miedo es la de avisarnos de peligros externos que el organismo interpreta de la siguiente forma:
1. los sentidos captan el foco de peligro, interpretado por el cerebro , y de ahí pasa a la acción el sistema límbico, que se encarga de regular las emociones de lucha, huida, y supervivencia del individuo.
2. se activa la amígdala, (tenemos 2, una a cada lado); se trata de un pequeño órgano con forma de almendra que ubicado en el interior de los lóbulos temporales. Está vinculada a la corteza orbital frontal, el cuerpo estriado y el tálamo, implicados en el procesamiento emocional. Relacionada con el miedo y las respuestas de placer, su principal función es el procesamiento emocional y social, así como los recuerdos impactantes (sorpresa, shocks,…).
3. cuando sentimos miedo, nuestro nivel de estrés aumente, así como también la presión arterial, la glucosa en
sangre, la adrenalina, la tensión muscular, se dilatan las pupilas,…
Las emociones que llamamos “negativas” y que realmente no lo son tanto (pues nos sirven para darnos cuenta de lo mucho que las necesitamos para elegir las opuestas> Ying-Yang, día-noche, sombra-luz), bien gestionadas son muy útiles, pues, del mismo modo que el silencio entre notas musicales es esencial para escuchar una hermosa melodía, las emociones improductivas son necesarias para enfocarnos en las que sí lo son.
En determinados momentos de miedo, si no se gestiona a tiempo, puede llegar el pánico, que provocará que se desactiven los lóbulos frontales, retroalimentando el miedo y haciendo que se pierda la noción de la magnitud de este y en muchas ocasiones el control sobre la conducta de uno mismo.
En este caso prueba a respirar con el abdomen lentamente y razona ese miedo… ¿cuánta carga negativa adicional le estás sumando al hecho real?. Si el miedo persiste, ridiculízalo en la medida de lo posible. Hazlo pequeñito. Visualízalo en blanco y negro… de manera que en tu mente (que es metafórica) le restes importancia y a base de repetir esa actitud dicho miedo perderá fuerza.
El miedo es una emoción que, en las sociedades prehistóricas era muy útil, pues salvaguardaba a nuestros antecesores de peligros como los depredadores, inclemencias del tiempo y otras amenazas, contribuyendo a la supervivencia de nuestra especie. Según las sociedades avanzaban, las teorías sobre el miedo fueron aumentando más y más, siendo utilizado en muchas ocasiones por los grandes poderes, la Iglesia,… para controlar a las masas o para someter a las poblaciones a su antojo, lo cual ha funcionado estupendamente hasta ahora… Si la culpa es humo y la cambiamos por RESPONSABILIDAD y el miedo es un pensamiento que puedo transformar a mi antojo ¿para qué te está sirviendo “ocultarte” detrás del miedo?, ¿eres manipulable o piensas por TI mismo?
El ser humano, desde que tiene conciencia, ha tenido una serie de sentimientos innatos, y uno de ellos, (primordial para su supervivencia), es y siempre ha sido el miedo. Existe una faceta tóxica de este miedo que nos bloquea, limita e impide avanzar en la vida y otra faceta impulsora que nos empuja a hacer lo que queremos, todo dependerá del enfoque que le demos a ese miedo: “Reconozco que tengo miedo, hago igual lo que quiero hacer y transformo mi bloqueo en impulso”. Bien gestionado, el miedo es altamente gratificante para alcanzar todo tipo de sueños y una técnica que funciona muy bien para superar estos miedos irracionales son las afirmaciones del tipo: “YO puedo”, “SOY valiente”, “Evito tener miedo”… (eliminando siempre el término “no” de dichas afirmaciones, pues la mente no comprende el “no”) ¿qué pierdes por probar?.
*Recuerda: El miedo es un pensamiento… tal como TÚ lo creas, también TÚ lo destruyes. Cuanto más consciente seas de que estás teniendo miedo y de que TÚ puedes gestionarlo, mejor te irá. ¡Practica!, ¡Practica!…
MonicaCoaching

Mónica M.G.

monicamcoach@gmail.comMonicalogo

3 comentarios sobre “Siete Pautas para el Cambio (3). Miedos

  • el 11 de junio, 2015 a las 13:39
    Permalink

    Bravo Carlos e moitas grazas

  • el 12 de junio, 2015 a las 9:45
    Permalink

    Muchas gracias por esta informacion.Es muy interesante…..intentaremos ponerlo en práctica

  • el 12 de junio, 2015 a las 13:35
    Permalink

    Enhorabuena Mónica. Es muy interesante toda la información que nos das.

Comentarios cerrados.