"Sálvese quien pueda"

Con el accidente del “Costa Concordia” y con todo lo que estamos viendo y leyendo en los medios de comunicación, no podremos, de momento, saber las verdaderas causas que causaron tan nefasto incidente marítimo.
Yo que siempre he soñado –y no pierdo la esperanza- el realizar un viaje por mar en uno de esos colosos que me apasionan, auténticos palacios flotantes –siempre tuve claro que en el “barquito” que salía de Vigo yo no me metía y menos en el Atlántico-. Después de este accidente yo y mucha gente lo van a tener que reconsiderar, al menos hasta que se nos pase el susto.
Contaba una usuaria del Centrosociocomunitario de Coia, que se iba a embarcar precisamente en este crucero la semana siguiente al accidente, que la llamaron para decirle que tenían que cancelarle el pasaje y procedían a reembolsarle el importe del mismo, más una compensación por parte de la Compañía por los contratiempos ocasionados.

Al preguntar cuál era el motivo de dicha cancelación, le respondieron:
“El barco se ha estropeado…”
No se había enterado todavía que la verdadera causa de la cancelación había sido el accidente del Crucero.
Lo triste de todo ha sido la gente que dejó su vida en el barco por causa de una terrible negligencia del capitán, pues los heridos y demás tripulantes con el tiempo lo olvidarán, aun que tardarán en volver a subirse a un buque y les quedará el amargo recuerdo de lo que iba a ser un maravilloso viaje.

En esta foto se puede ver un enorme trozo de roca incrustada en el costado del buque.
Carlos Cordero
Fotos: Internet

2 comentarios en “"Sálvese quien pueda"

  • el 24/01/2012 a las 1:36 am
    Permalink

    La verdad es que la historia del Titanic quedó actualizada, con retoques, con este otro caso. Lamentamos el número de muertos, por la la tragedia que supone y el dolor de los familiares. Pero aún nos seguimos preguntando !¿pero qué estaba haciendo el capitán?!, ¿qué hacia la chica moldava, de 25 años, con el capitán?, y así muchas interrogaciones. Un avispado publicista, sacó a las pocas horas unas camisetas, que se venden como churros, donde pone la famosa orden del comandante al capitán: “Suba a bordo joder”. Muy bien Carlos. Saludos. Alex

  • el 24/01/2012 a las 8:26 pm
    Permalink

    Debe ser impresionante ver esa mole de buque pegado a la costa. No me extraña que se haya convertido en un reclamo turístico.Otra cosa, es el drama social que hay detrás y menos mal que pudo ser todavía mayor.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: