Rumania en imágenes.

Les invitamos  a un viaje fotográfico por Rumania. A través de la cámara de nuestro compañero Paco, que sabe captar el alma de lo que retrata, porque  sabe ver lo bello e importante en las cosas que le rodean, queremos volver a repetir este viaje con toda la gente del Centro Social de Coia que, por los motivos que fuesen, no estuvieron fisicamente con nosotros en Rumania.

Los lugares y los hechos hermosos hay que compartirlos con la gente que queremos. Y eso es lo que vamos a hacer hoy.

Bucarest: Grandioso y sorprendente.

Llegamos en el vuelo Madrid-Bucarest de las líneas aéreas rumanas.

Paco enfoca su cámara y nos muestra las amplias avenidas de la ciudad, sus fuentes, las terrazas para tomar la cerveza, la elegancia de sus edificios, los detalles y, también las curiosidades como ese coche azul,  o el cableado encima del semáforo:

También nos  llamó la atención el tema de los cables que , en general y vayas donde vayas, cuelgan por todas partes:

Y el cochecito ….:

 

 

 

 

 

 

Los Castillos: el de Peles y el de Vlad Tepes (Drácula, el mito).

El Castillo de Peles nos asombra por sus artísitcos trabajos en madera: muebles, puertas, paredes. El rey Carlos lo manda construir y se gasta todos sus ahorros en hacer del castillo uno de los más bonitos  que hayamos visto.

Y continuando con los castillos, no podemos dejarnos el de Vlad Tepes, el famoso Drácula. Pero esta fortaleza medieval ,más que recuerdos de Drácula, lo que alberga es la historia de la bellisima reina Maria y su hija Lleana. Dos historias de unas mujeres que se adelantaron a su tiempo. Lleana sabía pilotar un avión, se divorció dos veces y, al final,se metió a monja. Enfin, toda una novela tan apasionante como la que escribió Brad Stoker , creador del mito de Drácula, partiendo de la terrible historia de Vlad el “empalador” y perseguidor mortal de los turcos.

Sí, hay que reconocer que estas escaleras dan un poco miedo. Pero el patio ya es otra cosa:

 

 

 

 

 

 

 

El medio rural: casas, campesinos, bosques…….

Una forma de vida pausada, como si el tiempo no corriese tanto.  Los campesinos nos miran y sonrien. Comemos en una de las casas de turismo rural. La hospitalidad de estas gentes nos la demuestran dejando que curioseemos por todas partes, hagamos fotos, etc.

Y  luego descubrimos la magia de los bosques y los Cárpatos. Aún tenían nieve en algunos trozos de sus cumbres.

Los Monasterios y sus pinturas.

Siete de ellos están declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Y en verdad son una maravilla. Sólo en Rumania podrán ver estos monasterios ortodoxos, de los siglos XV al XVI. Se les considera la Biblia en imágenes contada a los campesinos. Y Paco fue al detalle :

El desfiladero de Bicaz y el  Lago Rojo.

Artesania .

Las campesinas y campesinos venden sus productos a pie de carretera o en los muchos mercadillos populares que encontramos al salir de los monasterios, etc.

Confeccionan bellas camisas bordadas, máscaras, objetos de madera, huevos pintados, alfombras, etc. Objetos sencillos y muy bellos.

Los hoteles, las comidas, el grupo del viaje.

Los hoteles y la comida fueron excelentes. Todos guardamos un recuerdo especial de los encantadores lugares donde cominos. Y los hoteles tienen ese ambiente tan especial que los hace únicos. Recuerdo con anhelo las almohadas, con las que nunca te dolia el cuello, o las espaciosas habitaciones del hotel de Bucarest, o las comidas en lugares especialisimos y poco turísticos.

La divertida cena del último dia.

Fue una cena-fiesta donde pudimos disfrutar del verdadero folklóre rumano, rico en colorido y excelentes músicos. Incluso nos animamos a bailar.

Y también vimos una boda gitana.

Fue una noche realmente inolvidable. No solamente por lo bien que lo pasamos, sino porque no nos faltó de nada, incluida una boda gitana que nos dejó con la boca abierta . Vean y admiren a estas guapas mujeres y sus atrevidisimos vestidos. Y luego dicen que la lady Gagá es rompedora. Ya me contarán si la madrina gitana, con su mariposa y embarazo no es lo máximo en todo. Por cierto, alguna del grupo ya tomó nota para cuando le toque ser madrina.

Curiosidades.

Vimos el Puente de los Mentirosos,  el Pope hablando con la viejita, la casa incrustada,

los tejados “con ojos” en Sibiu, la recogida de la leche con el carro y el caballo blanco,

los niños felices nos dicen adiós, y así un largo etc, que  hicieron de este viaje una verdadera inmersión en la realidad actual de Rumania.

Y, sobre todo, rompimos los falsos tópicos que teníamos sobre este gran pais que tiene un excelente futuro.

Reportaje fotográfico: Paco.

Texto: AGR

 

 

 

 

 

2 comentarios en “Rumania en imágenes.

  • el 18/07/2011 a las 7:42 pm
    Permalink

    ESTUPENDO REPORTAJE CON LAS FOTOS TAN BONITAS DE RUMANIA, COMO SIEMPRE FELICIDADES A PACO .

  • el 19/07/2011 a las 6:10 pm
    Permalink

    Hemos visto tus fotos del viaje a Rumania Al verlas hemos viajado contigo a ese piais.
    ¡Muy buenas !

    Bueno chico felicidades Buen verano para todos

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: