Riesgos de la electricidad.

Estamos ante una energia que proporciona grandes servicios … y un gran riesgo en el hogar.

Era (y aún sigue siendo) muy frecuente denominar un corte de suministro eléctrico con la frase “Nos han cortado la luz”. Tal expresión había que entenderla en el contexto de que en sus comienzos, la ausencia de corriente, de lo único que se privaba al hogar era del funcionamiento de las lámparas (“bombillas”) inventadas por Tomás Edison allá por 1878. Somos electro-dependientes?.
Pues bien, hoy se puede afirmar que esta fuente de energía, que no es otra cosa que la circulación de electrones a través de un elemento conductor, nos ha convertido en “electro dependientes”. Medita por un momento, amigo lector, la cantidad de elementos que alimenta y hace funcionar la energía eléctrica.

En la actualidad, un corte de suministro significaría que, no solo quedarían anulados los servicios propios de su edificio como ascensor, agua,  iluminación, calefacción, garajes , portero automático, entre otros, sino que tu hogar quedaría en la práctica paralizado, pues no funcionaría desde el ordenador, pasando por la iluminación, vitrocerámica, lavadora, lavavajillas, aspiradoras, campanas extractoras, frigorífico, congelador, y un sinfín de “herramientas” que necesitan ser enchufadas para funcionar.
La electricidad, pues, es un invento maravilloso que proporciona una enorme aportación al confort de la vivienda, y por consiguiente contribuye a una mejor calidad de vida.

Se trata, además, de una fuente de energía que no huele, es silenciosa, no se ve, y apenas necesita espacio.
Pero todas estas cualidades, con ser reales, lo convierten a la vez en un gran peligro…si no se sabe utilizar.

Efectos de una corriente eléctrica.
Los efectos de la corriente eléctrica cuando circula por el cuerpo humano, normalmente son muy graves, y en la mayor parte de los casos, mortales. Es preciso, por tanto, evitar que ninguna parte del cuerpo entre en contacto con elementos que transporten o estén eventualmente en contacto con la corriente eléctrica. Para ello conviene saber cuales son los  materiales o sustancias que son buenos conductores.

Con carácter general, todos los metales, sobre todo el cobre y el aluminio, son excelentes conductores de la electricidad. Los cables normalmente son de estos materiales, si bien están recubiertos por un material aislante de garantía, como el pvc, neopreno, plásticos, etc., que protegen de forma muy eficaz…si no se destruye este aislamiento. Buen conductor también es el agua, y de forma general los líquidos.

El cuerpo humano, constituido en su mayor parte por líquidos, y aunque ligeramente aislado por la piel (siempre que esté seca) es un buen conductor de la corriente, y por consiguiente muy vulnerable a ella. Asfixia por parada cardiaca, y/o grandes quemaduras es la consecuencia de estos accidentes.

Afortunadamente, en la actualidad la instalación eléctrica de las viviendas esta sujeta a normas muy estrictas que en buena parte proporciona una notable seguridad ante los contactos tanto directos como indirectos.
Protección.

Existen dos elementos que solo sirven para proteger a las personas. Son el interruptor diferencial instalado en el cuadro eléctrico, y el conductor de tierra, cable de color amarillo y verde cuya misión es proporcionar el camino más fácil a la corriente fuera de control. Mucha atención a las viviendas con instalaciones muy antiguas.
Expuesto lo anterior. se recomiendan las siguientes:
Pautas de seguridad.
    Las reparaciones y modificaciones en la instalación eléctrica deben ser realizadas por un especialista.


    Nunca manipular, limpiar, reparar o maniobrar elementos eléctricos, (incluidos enchufes, interruptores o clavijas) con las manos mojadas o húmedas.
    El cuerpo humano mojado o simplemente sudado, se convierte en conductor. En estas condiciones, un contacto eléctrico resulta fatal.
    Si en la vivienda hay niños, aunque sea de forma ocasional, es muy aconsejable condenar las bases de enchufe con clavijas “falsas” aislantes.
    Sustituye cualquier cable o conductor ante la sospecha de corte, desgaste, o deterioro del material aislante.
    Si salta cualquiera de los automáticos del cuadro eléctrico, especialmente el diferencial, es por que algo falla. Nunca forzarlo, puentearlo ni inutilizarlo. Que alguien especializado localice y repare la avería.
    Es un riesgo evidente la existencia de cables por el suelo. En las zonas con mucha presencia de aparatos que requiere alimentación eléctrica, (ordenadores, impresoras, TV, videos, grabadoras), organizar y mantener ese espacio de la forma mas racional y despejada posible.
    No abusar de de los enchufes múltiples llamados popularmente “ladrones”, recargar excesivamente una base de enchufe es muy peligroso. Repartir el consumo. No olvidar que las lámparas funcionando queman.
    Al desenchufar, tirar siempre de la clavija, nunca del cable.
    Que alguien especializado compruebe periódicamente el buen funcionamiento del interruptor diferencial y toma de tierra.

    Ante un electrocutado, RECUERDA; No lo toques. Corte rápido o alejamiento del elemento en tensión, pedir ayuda, y poner en marcha la reanimación, mientras acuden los servicios del 112 o 061.

Isidro- Especialista en Riesgos Laborales

2 comentarios en “Riesgos de la electricidad.

  • el 04/04/2011 a las 1:50 pm
    Permalink

    ISIDRO , ME GUSTO MUCHO TU REPORTAJE , SOBRE LA ELECTRICIDAD, YA QUE VIVIMOS CON ELLA, PERO SABEMOS MUY POCO, ESTA MUY BIEN QUE TODOS TENGAMOS UNOS MINIMOS CONOCIMIENTOS DE LO QUE DEBEMOS HACER EN CASA CUANDO PASAMOS UN APURO A CAUSA DE LA ELECTRICIDAD, UN ABRAZO ISABEL

  • el 07/04/2011 a las 10:48 pm
    Permalink

    Muy interesante, la pena que a través de la Revista llegue a poca gente .
    Además está publicado con un formato muy “ameno”, hasta el próximo.
    saludos para el autor.
    Dolores

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: