Regalemos libros

recorte

 

Estamos en plenas fiestas , celebrando la Nochebuena, la entrada de un nuevo año y los Reyes Magos. Cada cual como más le agrade. Pero en lo que todos coincidimos, en mayor o menor medida, es en comprar regalos. En esta vorágine de comprar, a veces sin medida, yo  les doy alguna idea de lo que voy a hacer: me autoregalo libros.
Como estamos a punto de despedir el 2016 donde, se suponía, que celebraríamos por todo lo alto la publicación de la segunda parte del Quijote , pues me compré un libro para seguir con mi pasión amatoria por esta obra. Así pues, les aconsejo el libro de la periodista Nieves Concostrina, “Menudas Quijostorias”, donde nos relata, de una forma muy divertida y desenfadada. cómo era aquella España de Cervantes. Curiosamente muy parecida a la actual en sus  errores y corruptelas.

“A mediados de enero de 1605- escribe la autora-  el Quijote salió a la venta con un precio de 8 reales y 18 maravedíes. Se fabricó en el papel más burdo, el que elaboraban los monjes del monasterio del Paular, en Segovia,. El libro salió con todas sus erratas y errores. El primero en saludar la obra fue Francisco de Quevedo, Shakespeare lo devoró y Lope dijo: “De poetas, ninguno hay tan malo como Cervantes, ni tan necio que alabe a don Quijote”. La verdad que no anduvo muy acertado aquí Lope, el “Fénix de los Ingenios”. Y por los derechos de autor cobró Cervántes, en aquel tiempo unos 100 ducados. Que seria algo así como 200 euros actuales.

Seguiré recomendando libros para autoregalarse o regalar a la gente que queremos. Yo siempre he creido que en un libro están todas las respuestas, emociones e historias. Felices fiestas.

Texto: Alex

2 comentarios en “Regalemos libros

  • el 22/12/2016 a las 3:54 pm
    Permalink

    claro que si; nos libros está todo.Unha amiga miña é aficionada a colecionar figuriñas: de cristal, de barro, do que sexa. O importante é que sexa una figura, e risede min porque son amante dos libros. Un día pregunteille que tiñan dentro as figuriñas, e contestou de contado: nada, qué van ter? Entón contesteille:amiga miña, velaí a diferencia: dentro dos libros está todo.

  • el 24/12/2016 a las 3:21 pm
    Permalink

    Yo también regalo libros porque es un buen regalo, salvo que a la persona no le guste leer. Entonces, de no tenerlo muy claro, regalo agua de colonia.

    Pero al que le gusta leer, salvo que sea algo que yo sé que no leyó, actualmente le regalo una tarjeta por el importe para una librería. Así siempre acierto, el cariño lo pongo yo, el gusto la persona, porque cada cual tiene su gusto y otra cosa de bueno que tiene la lectura es que, a mí me gustan las novelas de ficcción a ti te gustan las de no ficción.

    Lo importante es que nos guste algo tan sano como la lectura.

    Gloria.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: