Reflexiones cotidianas (V)

La vida es como un rollo de papel sanitario: mientras más se acerca a su final, más rápido se va.

Aceptemos que son las cosas pequeñas y cotidianas las que hacen la vida tan espectacular.

El ignorar las cosas no las cambia.

Las masas no siempre tienen la razón. Tienen superioridad numérica, pero nada más.

A veces “la mayoría” sólo significa que  todos los
tontos están del mismo lado.

Cuando las cosas van mal, no vayas con ellas.

No es el más fuerte ni el más inteligente el que sobrevive, sino el más capaz de adaptarse a los cambios.

(Carlos Darwin)

Recuerda: las decisiones son válidas en el momento en que las implementas; si no actúas, realmente no has decidido nada.

No tengo por qué asistir a todas las discusiones donde me invitan.

Sin lugar a dudas, el más grande benefactor de la humanidad es el que la hace reír.

Los pensamientos de un hombre son lo más importante de su vida…

Pero sus recuerdos son su vida misma.

Tomando en cuenta que la Experiencia es la mejor de las maestras, no tiene nada de raro que sus lecciones sean tan caras. Sus honorarios son altos, es cierto, pero lo que ella enseña nunca se olvida.

Los grandes recuerdos, como las grandes obras, están
hechos de pequeños detalles.

Los jóvenes no le dan mucha importancia a los recuerdos porque todavía no los tienen. Aun no poseen ese valioso tesoro.

No hagas de tu cuerpo la tumba de tu alma.

Pitágoras

A %d blogueros les gusta esto: