Reflexión de Semana Santa

procesion

Con el reciente estreno de la primavera, nos llega esta Semana Santa 2009: un nuevo tiempo de vacaciones, de descanso, de abandonar la rutina diaria, los quehaceres que nos atan; para buscar diversión, paz, calma, turismo, cualquiera de esos alicientes que las vacaciones traen consigo. Durante estas vacaciones, en nuestro entorno, seamos o no creyentes, encontramos algo más, sobre todo en esos tres o cuatro días, que van desde el jueves hasta el domingo: procesiones, actos penitenciales, viacrucis, celebraciones solemnes,… etc.

Quisiera hacer una reflexión que le pueda servir a cualquier persona, sea creyente o no, para mirar de otra manera estos días. Y comienzo por:

Jueves Santo
En este día hay una celebración especial en las iglesias católicas, una misa diferente: es el dia del Amor Fraterno. Se celebra la institución de la eucaristía: un ágape especial para los cristianos. La narración que nos presenta el Evangelio ese día, cuenta como Jesús lavó los pies a sus discípulos, una actitud servil, que algunos rechazaron.
Esa actitud de servicio, ¿no la echamos mucho en falta en nuestra vida diaria? Cuando pienso en nuestros políticos, funcionarios, magistrados, profesores universitarios, resumiendo, en tantos y tantos servidores públicos, ¿no echáis de menos el lavatorio de pies, es decir, una actitud, por su parte, más humilde y gentil hacia los clientes? ¿No mejoraría nuestra vida, nuestra relación con los demás, algo de modestia y sencillez? ¿No superaría cualquier crisis este cambio de actitud? Ese ingrediente, a mi modo de ver, le daría un gustillo especial a las horas, a los días. Ser más fraterno, en definitiva, no estropea las vacaciones.

espinas

Viernes Santo
Este día la celebración en las iglesias es mucho más austera. Se centra en la Cruz, esa forma de ejecutar que usaban los romanos. ¿Reflexionar sobre esto en que nos puede ser útil ahora? Al pensar en sufrimiento recuerdo a mi madre, a todas las madres, ellas saben tanto de sacrificio, de generosidad, de darlo todo por los hijos. Y aquí nos encontramos con un Hijo que sufre. Yo no quiero sufrir ni deseo que alguien sufra. Sin embargo sabemos que la vida no es fácil y necesitamos aprender a superar las dificultades. ¿Privarnos un poco, ser algo más estoicos, no es bueno para uno mismo? Cuidarse siempre es bueno para la salud, para alcanzar esa calidad de vida que tanto deseamos para la vejez. Ayunar es sano, abstenerse de carnes es bueno para nuestro corazón, para que circule con mayor fluidez la sangre por las venas. ¿No nos quejamos tanto de la circulación en nuestras calles? Ayudemos a que la nuestra vaya mejor, sin atascos en los cruces, sin aglomeraciones, que la comunicación entre nuestra mente y nuestro corazón sea eficaz.vigoguia Hasta hacer un viacrucis como el de la Guia, nos viene bien, que caminar siempre facilita las digestiones. Al llegar a la cima, la ciudad, se ve tan hermosa…

Jesús

Un comentario en “Reflexión de Semana Santa

  • el 06/04/2009 a las 2:31 pm
    Permalink

    La Semana Santa es una temporada recientemente descubierta para mi. Muy interesante la reflexión, creo no ser la única en descubrir todo lo que pasaba en la vida cristiana. La verdad es que se siente muy bien de abrir los ojos a Jesucristo.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: