Recuerdos de Estrella

Siguiendo con los recuerdos de cosas hechas en el centro y en las cuales yo participé, voy a seguir contándoles algunas que espero les sean entretenidas

Charleston1Tuvimos por carnavales (como todos los años) una cena en el Hotel Coya y se nos ocurrió hacer una pequeña obra en la que las “chicas” salíamos bailando un charlestón, vestidas para la ocasión con collares largos de perlas y trajes negros con flequillo por el bajo, tocado en la cabeza, en fin que estábamos “estupendas”. No salió del todo mal, a lo tremendo que eran los ensayos pues cuando había que echar la pierna para la derecha, la mitad iba para la izquierda, entonces nos daba la risa y la verdad es que lo pasábamos fenomenal. En realidad es cuando lo pasas mejor, pues luego ante la responsabilidad que tienes delante del público y los nervios ya no lo pasas tan bien, aunque si lo haces bien se siente una satisfacción muy grande que te compensa.

Hablando de carnavales, se hizo una cabalgata y se presentó a concurso, también se copió de un programa de televisión que dirigía Isabel Gemio se llamaba Sorpresa sorpresa, la abría un grupo de bailarines y David, el profesor de gimnasia hacia de Michael Jackson y además bailaba muy bien, vestía todo de negro. Cuando la cabalgata se paraba ponían la música y bailaban, la gente en las aceras les aplaudían un montón. Luego pasaban los famosos con entrevistas, artistas conocidos cantando en la cabalgata, cantaron Romina y Albano, Rapel dirigiéndose al público con una baraja en la mano y no podía faltar el encuentro de las dos hermanas que no se habían visto desde hacía años, yo era la que estaba en España y aparecía mi hermana de la Argentina y entonces todo eran abrazos y llantos. Unas chicas llevaban un sofá hecho de espuma, sujeto con unos tirantes a la espalda y cuando se paraba la cabalgata hacíamos el numerito y nos sentábamos en el sofá a charlar y contestar a las preguntas que nos hacia Isabel, en este caso Mª Jesús que estuvo maravillosa en su papel (vale un montón para todo) en aquella época Isabel se cortara el pelo muy muy cortito y Mª Jesús sacrificó el suyo para hacer el papel. Bueno resultó muy bien y nos dieron un premio en metálico, no recuerdo cuanto, pero que nos llenó de satisfacción

Otra cosa que recuerdo, por qué resulto muy original, en los seis ventanales que hay en el salón, nos subimos seis personajes, se cerraron las persianas para quedar a oscuras y cuando llegó la gente, se fueron encendiendo las luces, una a una de cada hueco así como el personaje hablaba, a mí me tocó representar a Santa Teresa de Jesús (vestida de monja, claro) y decir su verso, quizás el más conocido, vivo sin vivir en mi…. los demás personajes, todos también conocidos y vestidos más o menos para su época también decían sus frases más célebres, en fin resultó todo muy bien

Bueno la próxima semana seguiré con mis recuerdos. Gracias
ESTRELLA

A %d blogueros les gusta esto: