Recordando al barrio de Coia

coia-1

El miércoles 8 de abril de 2009 invitamos al Taller de Debates al sacerdote dominico, D. Emilio Suárez Corujo, el cual pertenece a la parroquia Cristo de la Victoria. Tras una breve presentación por parte de nuestro compañero J. Miguel, donde nos cuenta que D. Emilio  actualmente imparte clases en el I. Politécnico, además de sus ocupaciones en la parroquia, donde participa en muchas actividades de todo tipo y es una persona muy sensibilizada con los problemas del barrio.

coia-2La idea de dicha invitación está motivada a que varios de los usuarios del taller conocen muy bien la parroquia a la que pertenecen y su trayectoria,  a través de muchos años y deseábamos que nos hicieran una exposición de la misma y como fue surgiendo el barrio de Coia, hasta nuestros días.

D. Emilio, –que nos corrige y quiere que le quitemos el Don- nos empieza contando que el barrio de Coia nació por la necesidad que había de viviendas sociales para los obreros, ante la pujante industrialización de la Ciudad.  Se trataba, en su mayoría, de mano de obra de gente joven, procedente del medio rural, que venía de una cultura rural y tenía que adaptarse a otro tipo de cultura,  la urbana.  No había centros de encuentro ni personales ni familiares, siendo la parroquia la que empezó a convocar a la gente para tratar de paliar en lo posible estas deficiencias.  Hubo un deseo de crear parroquia para solucionar los problemas comunes;   había un dicho, -según nos cuenta Emilio- que si se le preguntaba a un parroquiano si era de Coia, contestaba:  ¡No,  soy del “Cristo de la Victoria”!
coia-3A partir de ese momento, se empezó la lucha reindivicativa, para conseguir las dotaciones tan necesarias para el barrio como podían ser:  escuelas,  centros de reuniones sociales,  guardarías,  ambulatorios y centros de día,   zonas verdes  (La Bouza se consiguió a base de movilizaciones de los vecinos, muy duras e incluso hubo amenazas por parte de los especuladores de turno). Se empezó a celebrar asambleas, a promover la asociación de las mujeres para que pudieran participar en las mismas, pues hasta ese momento no podían.

También nos habló de los problemas del paro, tras las huelgas del año 72, que provocó mucha inseguridad,  con el consiguiente problema de la droga,  que causó mucho dolor en el barrio, con muchos jóvenes muertos y los que no murieron,  ahora siguen en la cárcel, que por cierto,  nos cuenta que siguen visitándolos todos los jueves y que se encuentran muy identificados con sus problemas.

Pasamos al debate y hablamos de la problemática del “Botellón” y las posibles alternativas, de valores; de la familia; la escuela;  la sociedad actual y forma de vida,  etc. etc.

coia-4Ha sido un encuentro muy provechoso, felicitándonos Emilio, por tener este momento de reunión, donde todos podemos exponer nuestras ideas, independientemente de nuestros pensamientos políticos, religiosos y de toda índole.

Carlos Cordero

2 comentarios en “Recordando al barrio de Coia

  • el 14/04/2009 a las 2:00 pm
    Permalink

    Además de todo lo expuesto quiero resaltar lo de los primeros encuentros con las gentes eso ha seguido siendo la constante de estos Dominicos que siempre han salido al encuentro de la persona. Para ello han contado con la ayuda de los distintos grupos que ellos fueron creando. Recuerdo la extrañeza que me causo cuando nos reunieron a un grupo de personas y nos dicen que tenemos que constituir y participar en el Consejo Parroquial y en el Consejo Pastoral así como en el resto de los grupos por ejemplo el de loas mujeres. Esto me causo extrañeza a pesar de haber sido educada en un colegio de monjas antes del Concilio Vaticano Segundo. Por todo esto daros las gracias y saludaros uno por uno Reinsertando con EXPERANZA los tiempos futuros.
    Carmen.

  • el 15/04/2009 a las 12:27 am
    Permalink

    De los muchos personajes que han pasado por nuestro taller de debates, he de confesar que este cura, tan de la base, me hizo comprender que más que nunca se necesita una “iglesia”, como esta en los barrios. Fue uno de los invitados más admirados. Gracias por venir. Alex

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: