Receta ecológica: limpieza de metales.

Limpiar objetos y superficies de metal como cobre, bronce y plata, puede resultar sencillo y económico, utilizando ingredientes comunes como vinagre, sal , bicarbonato sódico y zumo de limón. Los limpiadores de metales que se encuentran en las tiendas contienen ingredientes tóxicos y corrosivos muy potentes, como el ácido sulfúrico.

Hay, sin embargo, alternativas naturales muy eficaces y evitaremos alergias en la piel y en el sistema respiratorio por contacto con estos productos de limpieza tóxicos.Para limpiar el cobre: vinagre y sal.


Echar en un pulverizador vinagre blanco y rociar generosamente la superficie de cobre sucia. Echar sal sobre el vinagre pulverizado, frotar con un trapo suave y enjuagar con agua tibia.  El cobre muy oxidado puede necesitar más de una pasada.
Para limpiar el bronce: limón y bicarbonato sódico.


Mezclar el zumo de un limón con bicarbonato sódico hasta que adquiera un aspecto parecido al de una pasta dentífrica. Frotar la mezcla sobre la superficie y dejarla durante cinco minutos. Enjuagar bien con agua tibia. También se puede limpiar el bronce con una cebolla cortada por la mitad o con medio limón untado en sal.
Para que brille el bronce: aceite de oliva.

Una vez que hemos limpiado y pulido el bronce podemos conseguir un mayor brillo, frotando con un poco de aceite de oliva con un paño suave.
Para limpiar la plata: papel de aluminio y sal.

Colocar una hoja grande de papel de aluminio en el fregadero con agua muy  caliente. Añadir unos 100 gr. de sal y remover para disolverla. Una vez disuelta la sal, colocar los objetos de plata dentro del fregadero y dejarlos allí unos cinco minutos. Después se enjuagan con agua limpia y se secan.
Pulidor de plata: bicarbonato sódico.


Para manchas ligeras en la plata, empapar una esponja con agua y frotar con bicarbonato sódico el objeto hasta que quede limpio. Para manchas más tenaces, formar una pasta de bicarbonato y agua y aplicarla sobre el objeto. Dejar secar y enjuagar con agua tibia. Para objetos con muchos relieves te puedes ayudar con un cepillo de dientes viejo.
Para limpiar las herramientas: un refresco de cola.
Llaves, herramientas u otros instrumentos oxidados hay que dejarlos un día entero sumergidos en refresco de cola, que eliminará todo resto de oxidación.

Más información: lidia@aloe-ingenieros.com
Lidia Rojo de Dios / Ingeniero Técnico Agrícola

A %d blogueros les gusta esto: