Aprender de las Aguilas… “Crecimiento y superación”

Entre las aves, el águila es la que vive más tiempo, cerca de 70 años.
Pero para alcanzar esta edad, ella debe tomar una difícil decisión; nacer de nuevo.

A los 40 años, sus uñas se encogen y se ablandan, dificultándole agarrar las presas de las cuales se alimenta. El pico alargado y puntiagudo, se encorva. Las alas envejecidas y pesadas, se le doblan sobre el pecho, impidiéndole emprender vuelos ágiles y veloces.
Le quedan al águila dos alternativas:

Morir o pasar por una dura prueba a lo largo de 150 días. Esta prueba consiste en volar a la cumbre de una montaña y buscar abrigo en un nicho cavado en la peña. Allí, golpea el pico viejo contra la peña hasta quebrarlo. Y espera hasta que le crezca el nuevo y pueda con él arrancarse las uñas. Cuando despuntan las uñas nuevas, el águila extirpa las plumas viejas y después de cinco meses, crecidas las plumas nuevas, arranca a volar de nuevo, decidida a vivir otros 30 años.

Reflexión:
A lo largo de la existencia, la posibilidad de sobrevivir depende muchas veces de imitar el ejemplo del águila.  El que se entrega, abatido, al peso del sufrimiento y de las dificultades, tiende a abreviar sus días.

Victor González Romero

Monitor de Gimnasia

Foto y  texto extraído de Internet

4 comentarios en “Aprender de las Aguilas… “Crecimiento y superación”

  • el 02/04/2012 a las 9:46 am
    Permalink

    Preciosa descripción del espíritu de superación, Victor. Enhorabuena. Ceneme

  • el 03/04/2012 a las 3:50 pm
    Permalink

    Es bien doloroso todo este proceso del águila pero realmente ejemplar. No cabe duda que es un excelente ejemplo. Gracias Victor por tus buenos artículos. Alex

    • el 13/04/2012 a las 7:49 pm
      Permalink

      Gracias Victor,esto sí que da ánimos

  • el 11/04/2012 a las 11:21 pm
    Permalink

    Gracias

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: