Protégete del frío para evitar problemas de salud

GetAttachment.aspx
Es hora de abrigarse bien para evitar que el frío afecte a nuestra salud. Las mucosas de la nariz y de la garganta se inflaman y son más sensibles en esta época del año, dejando vía libre para que los virus y bacterias hagan de las suyas, en forma de gripes, catarros, que pueden bajar al pecho dando lugar a neumonías o bronquitis agudas. Si te proteges bien con ropa de abrigo, evitarás el riesgo de contraer infecciones respiratorias. ¡Recuérdale a tus hijos y nietos que hagan lo mismo!

Utiliza bufanda, abrigo, sombrero o gorro, guantes, unos buenos calcetines y zapatos.
Recomiendo prendas de algodón, además de conservar el calor, mantiene la piel seca y permiten la evaporación del sudor. Los tejidos sintéticos y las prendas demasiado ceñidas dificultan la transpiración, lo que hace que la piel se reseque.

De esta forma también evitarás los sabañones ocasionados por mala circulación, típicos de las extremidades como pies, manos, orejas…

También con el frío aumentan el nº de infartos de miocardio, trombosis, subidas de tensión por contracción de arterias y venas, además se libera más fibrinógeno como consecuencia se produce una agrupación de las plaquetas responsables de la coagulación de la sangre y formación de trombos.

Evita cambios bruscos de temperatura para prevenir los resfriados y sus complicaciones, por eso aconsejo abrigarse en capas, es decir como una cebolla para irse quitando ropa poco a poco a medida que tengamos calor ya sea en sitios calurosos como centros comerciales, cines, cafeterías, etc. Como a la hora de hacer ejercicio. Y al salir de estos locales, abrigarse de nuevo bien y no hablar para proteger la garganta ya que el aire al entrar por la nariz se calienta.

También debemos de cuidar nuestra piel a conciencia a lo largo de todo el invierno, ya que el frío, el viento y los cambios bruscos de temperatura pueden deteriorarla, dejándola deshidratada y desnuda frente a las agresiones externas.
Todas las pieles, incluso las grasas, necesitan ser hidratadas. Cada tipo de piel necesita una crema hidratante específica según sus características. Se debe aplicar mañana y noche. Recuerda beber al menos entre un litro y medio y dos litros de agua al día.

También necesita nutrición, si queremos que nuestra piel esté sana y bonita, tenemos que asegurarnos de que la dieta que seguimos sea equilibrada y variada.

Aconsejo alimentos ricos en vitamina A, evitan la sequedad del cutis, las grietas de los labios y previenen la formación de los sabañones. Se encuentra principalmente en zanahoria, calabaza…
La vitamina C es un buen antioxidante celular y estimula las defensas de la piel. Se encuentra en frutas y verduras crudas, al cocinarlas pierde su efecto, es decir, es termolábil.

También recomiendo utilizar factor de protección solar 15 como mínimo para las zonas más expuestas a las inclemencias del tiempo como cara, cuello, manos y labios.

Ojo con la ducha muy caliente. Los dermatólogos recomiendan duchas rápidas con agua tibia y jabones suaves que respeten la estructura química de la piel.
A continuación, es conveniente aplicarse crema hidratante en todo el cuerpo, con especial énfasis en codos y rodillas, que se resecan con facilidad.

Si hace mucho frío y te da miedo salir a la calle, haz ejercicio en casa por ejemplo con una cinta andadora, una bicicleta estática incluso baila, al mismo tiempo puedes escuchar tu música favorita y será más ameno.

Curiosidades:

Las tiritonas son movimientos involuntarios que provocan aumento de la temperatura corporal, es típico de la subida de la fiebre.

En contraposición, tenemos el sudor que es una reacción del organismo para provocar la bajada de la Tª de éste.

Sabías que para fortalecer y aumentar las defensas es bueno:

– Hacer ejercicio a diario
– Dormir bien
– Una dieta equilibrada y variada
– Hidratación del cuerpo tanto por dentro como por fuera.
– Yogures bífidus.

Silvia (Farmacéutica)

3 comentarios en “Protégete del frío para evitar problemas de salud

  • el 08/02/2010 a las 5:51 pm
    Permalink

    Estimado Germán, estoy de acuerdo contigo y te sugiero un truco lógico que realizo yo, en la forma de tratar los resfriados. Resfriado, lo dice la palabra proviene de frío. Antes de acostarme y al despertar utilizo el secador para secarme bien la cabeza, respirar aire caliente para eliminar las bacterias de las vías respiratorias y aplicarme aire caliente en general por la espalda y el pecho. La sensación de bienestar es inmediata y practicamente he dejado de tomar pasatillas para alibiar estas dolencias. Probar, igual teneis la suerte que yo. Ceneme

  • el 09/02/2010 a las 8:14 pm
    Permalink

    Hola Miguel soy silvia, la autora del artículo éste. Está muy bien tu remedio, pero hay un pequeño problemilla si la mucosa de la nariz se reseca demasiado hay más riesgo de infección. Solución: con un cuentagotas por ejemplo cada poco tiempo humedecerla con agua templada o suero fisiológico.
    Lo mejor es prevenirlo y tomar lo menos posible medicamentos, siempre bajo prescripción médica para evitar automedicación e interacciones con otros medicamentos que se estén tomando para enfermedades crónicas

  • el 10/02/2010 a las 10:36 am
    Permalink

    Perdona, Silvia, debí confundirme al leer el nombre de Germán. Decirte que he observado a personas con catarros fuertes aquí, a los dos días en Las Palmas, con temperatura constante de 22 o 20 grados y sin medicamento, desaparecer. ¿No puede suceder que los virus que probocan esas infecciones de las vías respiratorias no puedan vivir en esas temperaturas?

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: