Profiteroles

En esta sección hace ya algún tiempo que no la dedicamos íntegramente a la repostería, y es por ello que esta semana nos centraremos en esta parte tan dulce de la gastronomía, esta receta fue realizada en la clase de cocina de los lunes, no requiere de ingredientes de difícil obtención, pero por el contrario hay que tener cuidado con su degustación por el número de calorías que contiene.
pitisus-de-chocolate-y-nataIngredientes
75 gr. de harina
125 ml. de agua
35 gr. mantequilla
400 gr. de nata para montar con un 35% de grasa
125 gr. de chocolate con un 60% de cacao
2 Huevos
55 gr. de azúcar
Un pellizco de sal

Tamizar la harina para airearla y evitar los grumos. Hervir el agua con la mantequilla y la sal. Cuando empiece a hervir, añadir la harina. Trabajarlo con una cuchara de madera sobre el fuego hasta obtener una pasta lisa que se separe de las paredes y del fondo del recipiente.

Retirar la masa del fuego, verterla sobre un papel sulfurizado y dejar que se enfríe. A continuación, ponerla en un bol. Agregar los huevos de uno en uno. No mezclar el siguiente si el anterior no ha sido asimilado por la pasta. La masa resultante (llamada choux), que es la base de los profiteroles, debe quedar espesa pero fluida.

Poner un papel sulfurizado sobre la bandeja para horno. Rellenar de masa choux una manga pastelera con boca redonda y disponer bolitas de 1,5 ò 2 cm. de diámetro, un poco separadas entre ellas. Si quedan picos en la masa, aplastarlos con una cuchara mojada en agua.

Cocerlos en el horno precalentado a 220ºC durante 10 minutos, y después, de 5 ó 10 minutos más a l18ºC con el horno un poco abierto.

Cuando estén fríos, montar la nata con el azúcar y ponerla dentro de una manga con una boquilla pequeña. Hacer una pequeña incisión en la base de las lionesas, introducir la boquilla de la manga y rellenarlas. Reservarlas en la nevera

Para finalizar, fundir el chocolate al baño de maría o en el microondas con un poco de agua. Se pueden servir los profiteroles fríos con el chocolate caliente por encima.
Consejo:
Hay que abrir la puerta del horno porque la masa tiene un alto porcentaje de humedad y el vapor se acumula y humedece los profiteroles que se reblandecen y no suben.
Raquel

A %d blogueros les gusta esto: