Por qué pensamos que es malo hablar de política…?

politica9apParece que sentimos alergia cuando oímos la palabra “política” y muchos ciudadanos se apresuran a matizar aquello de “yo no soy político, no hablemos de política, etc”. Tal vez esta negación, miedo o repulsa, viene porque asociamos la palabra con los políticos, las ideologías y cuestiones de partidos. Pero esto no es así. Por eso escribo el presente artículo para reivindicar una palabra llena de sentido, necesaria y que nos atañe a todos los ciudadanos.
Hagamos un recorrido por el diccionario para quitar connotaciones y significados equívocos. Veamos la definición exacta de la palabra :

POLITICA: (del latín politicus y esta del griego πολιτικός politikós ‘civil, relativo al ordenamiento de la ciudad o los asuntos del ciudadano’)
Ciencia que trata del gobierno o la dirección de los estados, las ciudades o las colectividades en general: Aristóteles fue uno de los primeros filósofos en teorizar sobre política.
Como ven, la política no es nada más y nada menos que ordenar, opinar, etc, colectivos, bien gubernamentales, cuestiones que nos atañen a todos, etc. Hasta cuando nos morimos hacemos política porque nuestra familia tiene que “ordenar”, organizar, etc, ese entierro. Así pues, reivindiquemos con orgullo una hermosa palabra que sirve para que podamos participar y colaborar en acciones que lleven al bien común, que es lo ético.

Las ideologías la complementan y, son un “conjunto de ideas y opiniones de una persona o grupo, especialmente en lo relacionado con la organización política o social. Conjunto sistemático de representaciones, valores y creencias, que refleja la forma en que los miembros de una formación social viven sus condiciones de existencia y las justifican o rechazan” (RAE).
Por lo tanto, forma parte de la manera de hacer política. Y aquí, cada cual es libre de tener la ideología que le haga feliz, la que le dé la gana, siempre y cuando respete al resto de personas que no tengan su mima opinión, ideología, etc.

cada cual es libre de tener la ideología que le haga feliz, la que le dé la gana, siempre y cuando respete al resto de personas que no tengan su mima opinión, ideología, etc.


Opiniones diferentes como riqueza humana y diversidad.
Cuando se opina de forma distinta a lo que pensamos, eso es muy enriquecedor y nos ayuda a reflexionar, a desempolvar viejas creencias y a escuchar otros trozos de verdades. El error es pensar que cuando alguien dice lo contrario a lo que yo pienso, a mi ideología política, partido político, etc, ese me está atacando o es mi enemigo. Esta idea empobrece mucho y nos atrinchera en “nuestras supuestas verdades” que nos encierra y nos aísla de aires nuevos, gentes maravillosas, aunque no piensen como yo, pero que éticamente son intachables.
El miedo a escuchar opiniones distintas nos puede convertir en fanáticos y reducir nuestro círculo de relaciones humanas.
Tengo la experiencia de contar con muchos amigos de todos los colores políticos, desde hace tiempo, que me han aportado muchos conocimientos y momentos de felicidad.
Aunque opinemos de forma distinta nadie es enemigo de nadie, por lo menos en este Centrosociocomunitario de Coia-Vigo, sino que en un grupo tan grande es lo normal, lo sensato, lo democrático y enriquecedor.
Y como este tema de la política y las ideologías da mucho juego filosófico, voy a intentar entrevistar a un experto en Filosofia para que nos aclare mejor todas estas cuestiones de palabras tan malditas como es lo de Política, ideologías, fanatismos, miedos verbales, etc.
Con todo mi cordial saludo a todo el mundo, les dejo esta reflexión personal con la que espero no convencer a todos , pero sí que todos reflexionemos y saquemos nuestras propias conclusiones.
La mia es que esta Revista Digital,  que hacemos un grupo de voluntarios con muchas opiniones distintas, así como ideologías, sirven para ponernos a pensar a todos, que es de lo que se trata y no tanto en estar siempre de acuerdo o contando cositas de prensa rosa. Les puedo asegurar que en el grupo, bien distinto, ya llevamos funcionando casi 6 años y reina la amistad, la cordialidad , el diálogo y el entendimiento. A veces puede resultar más complicado llegar a un punto común, pero siempre prima el respeto y la escucha a quien quiere manifestarse libremente. No somos sectarios porque, que yo sepa, ninguno formamos parte de ninguna secta. Simplemente y, por suerte, tenemos diversas opiniones que sirven para remover conciencias y pensamientos cuando la “cuestión de la polis, la política”, nos toca más que de cerca.
Muchas gracias a quienes me critiquen este artículo y a quienes no. Gracias a todos ellos y ellas podré aprender más cosas, conocer más opiniones.

Un saludo.

Alex

6 comentarios en “Por qué pensamos que es malo hablar de política…?

  • el 21/06/2013 a las 12:39 pm
    Permalink

    Alex, yo pienso que es malo de hablar de política, fútbol o de cualquier tema, si todos pensáramos igual la vida sería imposible, lo malo sucede cuando alguien no asimila que no pienses como él y recurre a la falta de respeto e incluso al insulto. Como demócratas, tenemos el derecho a tener nuestras propias ideas y respetar las del prójimo. Hay que valorar a la persona, no a su forma de pensar.Buen artículo, Alex

  • el 21/06/2013 a las 6:23 pm
    Permalink

    Gracias Félix. Precisamente se avanza en cultura y todo cuando la gente de un país, o cualquier lugar, tiene diferentes ideas, ideologías, etc. Yo no quiero convencer a nadie de lo que yo creo, pero sí quiero escuchar a todos porque aprendo mucho. Por eso estoy en esta revista donde, siempre nos escuchamos, debatimos, y, sobre todo, somos un grupo de amigos a los que yo quiero muchísimo. Un abrazo compa. Alex

  • el 21/06/2013 a las 10:58 pm
    Permalink

    Alex. Te felicito por tu artículo. Explicas muy claramente de qué va lo de la política. Yo personalmente no creo que exista gente “apolítica” porque cuando a nosotros nos afecta la forma en que se gobierna un país, cuando vemos que hay países en los que los ciudadanos no pueden hablar con libertad, (por suerte ya no nos afecta ésto), o cuando hay lugares en los que hay gente muy rica o muy pobre, (pongo el ejemplo de la India) y que en esos sitios si se repartiera más la riqueza todos podrían comer y vivir dignamente, (ya sabemos que siempre habrá gente con más poder adquisitivo que otros), pero en fín, lo ideal sería lo que decía Gandi, “que en la tierra hay alimentos suficientes para toda la humanidad”, o sea, que nadie tendría que pasar hambre ni carecer de lo necesario.
    Con esto quiero decir que si hablar de este tema es hablar de política, ¡hablemos de política! porque sin ofender a nadie estamos intentando defender al ser humano.
    ¡Felicidades por lo bien que has expuesto el tema!

  • el 22/06/2013 a las 7:25 am
    Permalink

    Toda la moral queda librada a la decisión del individuo y desaparece la diferencia entre lo permitido y lo prohibido en esta materia. Las consecuencias religiosas son también obvias. Es conveniente que el público en general se dé clara cuenta de lo que todo esto significa, pues los proponentes de esta ideología usan sistemáticamente un lenguaje equívoco para poder infiltrarse más fácilmente en el ambiente, mientras habitúan a las personas a pensar como ellos. Este librito puede ayudar mucho en precisar conceptos y llamar a una toma de posición con respecto a la mencionada ideología.

  • el 22/06/2013 a las 6:36 pm
    Permalink

    He leído “Consideraciones a un simple comentario” y estoy sorprendida e indignada tras leer la carta que envió el Sr. Isidro a la Directora del Centro Social de Coya, Dñª Carmen. No sé lo que pretende este señor, pero me ratifico en lo que pienso de él: que es persona de ideas fijas y mente cerrada.
    Dice en su carta “que para hablar de política habría que seleccionar muy bien el medio y el autor del trabajo, por si están en manos de poderosos y de partidos políticos, descarados y escandalosos” .Con lo que está cayendo no me lo puedo creer, solo nos faltaba que para escribir un artículo y dar nuestra opinión nos tuvieran que investigar. Señor Isidro, déjese de fantasías y no quiera enmascarar sus ideas dictadoras (porque no creo que piense que los voluntarios que forman la Revista están compinchados con partidos políticos y religiosos). Gracias a Dios que en esta Revista no existe censura y los voluntarios que la hacen posible no tienen una mente retrógrada, por lo tanto somos libres de opinar de todos los acontecimientos actuales sin temor a represalias.
    Felicidades por su articulo Sr. Alex.
    Me despido apoyando y felicitando a todos voluntarios que forman la Revista.
    Guadalupe Aguilera.

  • el 25/06/2013 a las 2:12 pm
    Permalink

    Hoy estar de moda es ser “de izquierdas” y vivir con estilo es ser “de derechas”. Éstas definiciones de las nuevas juventudes socialistas y populares hablan por sí mismas. Cuando en una persona podemos identificar su ideología política por la marca de ropa que lleva o por su cantidad de gomina en el pelo, obtenemos la señal de que no podemos caer más bajo. ¿Solución? Educación obligatoria REAL hasta la adolescencia. Posteriormente, formación profesional y universitaria GRATUITAS 100%. Es la única forma de luchar contra la ignorancia y la actitud cateta que nos caracteriza a los españoles (y que nos hace puntuar tan bajo en tantísimos test educativos a nivel europeo).

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: