Pollo con jamón y setas

El pollo es un alimento muy económico y que posee beneficiosas propiedades nutritivas al mismo tiempo existen infinidad de formas y recetas de pollo que cualquiera aunque sea con pocos recursos puede preparar.

Las propiedades nutritivas del pollo son varias: nos aporta una gran cantidad de proteínas de alto valor biológico y aminoácidos esenciales, que nuestro organismo no puede biosintetizar. Las vísceras del pollo, como el corazón, la molleja y el hígado, aumentan el nivel de vitaminas y minerales como hierro y el zinc, aunque no se recomienda comer el hígado de los pollos criados de forma industrial por la acumulación de residuos que este pueda tener.

Entre el aporte nutricional de la carne de pollo podemos destacar la presencia de ácido fólico, vitamina B3 y B12 que ayuda a prevenir enfermedades como la anemia. En la carne de pollo también podemos encontrar fósforo, calcio, potasio y hierro, muy necesarios para niños en crecimiento y mujeres embarazadas.

En general eliminar la grasa del pollo es algo sencillo pero algunas personas que tienen colesterol o están a dieta, no ven oportuno comerlo. Estas personas han de saber que la grasa del pollo contiene glicéridos y ácidos grasos, los cuales son esenciales para nuestro organismo.

Aunque resulte más caro, conseguir un pollo de corral o un pollo casero vale mucho la pena en cuanto a sabor, textura de la carne y propiedades nutritivas.

 

La gran mayoría de las hortalizas suelen tener una cantidad de calorías relativamente baja. Dentro de ellas se encuentran las setas. Con un contenido calórico de sólo 20 por cada 100 gramos, parte de esto se debe a su alto contenido en agua y bajo en hidratos de carbono.

Una de las principales propiedades nutritivas de las setas hay que buscarla en su contenido de ergosterol, una sustancia que puede transformarse en vitamina D. Está suele ser muy buena tanto para los riñones, como para los huesos y dientes. Además, las setas contienen vitaminas del grupo B.

Por otra parte, se destaca la presencia de minerales en las setas. Entre ellos el yodo, el potasio y también fósforo. Por todas estas razones, las setas serán unas aliadas indispensables, a la hora de realizar tus comidas. Sólo te resta disfrutarlas en cualquiera de sus variedades.

 

Beneficios del jamón serrano

Por su alto contenido en vitamina B1, el consumo del jamón serrano, ayuda a superar el estrés y la depresión. Los alimentos ricos en vitamina B1 o tiamina, como esta carne son muy recomendables en periodos de embarazo o lactancia y también después de operaciones o durante periodos de convalecencia, debido a que en estos periodos hay un mayor desgaste de esta vitamina.

 

Ingredientes

4 Muslos de pollo

20 gr de setas secas

200 gr de setas frescas

60 gr de jamón serrano en una loncha

½ Cebolla

1 Diente de ajo

½ Vaso de vino blanco

1 Vaso de caldo de verduras

3 Ramitas de tomillo

Unas hebras de azafrán

1 Cucharada de perejil picado

Aceite, sal y pimienta

 

Elaboración

Deja las setas secas en remojo con agua tibia, limpia y trocea las setas frescas, pela y pica la cebolla y el diente de ajo y corta el jamón en dados.

 

Salpimenta el pollo y dóralo en una cacerola con un poco de aceite durante 8 minutos; retíralo, añade la cebolla, el jamón y las setas escurridas y sofríelo durante un par de minutos más.

 

Incorpora el pollo, el vino, el tomillo, el azafrán y el caldo; cuécelo a fuego suave y tapado 20 minutos.

 

Mientras saltea las setas frescas con el ajo y el perejil en una sartén con aceite hasta que se evapore el agua, agrégalas a la cacerola del pollo, salpiméntalo y cuécelo 2 minutos más.

 

Sugerencias

Para rehidratar las setas secas déjalas en un bol cubiertas con agua templada durante 35 ó 40 minutos escúrrelas y exprímelas para extraerles el líquido. Cuélalo y añádelo al pollo o resérvalo para cocinar otro plato.

Raquel

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: