Pollo al vino tinto

cocina-500Si hace cien años hubiéramos dicho que el pollo iba a ser hoy uno de los alimentos más consumidos nadie lo habría creído. Y es que entonces, este producto era un artículo de lujo al alcance de muy pocos. Hoy en día, las técnicas de crianza y comercialización de estas pequeñas aves han convertido su carne en uno de los ingredientes más utilizados en la cocina diaria.

Si queremos llevar una dieta equilibrada debemos tomar alimentos que nos proporcionen las cantidades adecuadas de energía, nutrientes, vitaminas, minerales y oligoelementos, que ayuden a mantener a nuestro organismo en forma e inmune a posibles enfermedades. El pollo es una de las mejores opciones.

Sus vísceras, como el corazón y el hígado, aumentan el nivel de vitaminas y minerales, entre ellos el hierro y el zinc.

Otro de los elementos beneficiosos de la carne de pollo es la vitamina B12. Este nutriente tiene un alto impacto sobre el sistema inmunológico específicamente sobre los glóbulos rojos, ayudando a prevenir enfermedades como la anemia.

Asimismo, dentro del aporte nutricional de la carne de pollo se destaca la presencia de ácido fólico y de vitamina B3. Adicionalmente, esta carne es fuente de fósforo y potasio. En la etapa de crecimiento (niños, adolescentes) y en el embarazo, se necesita aumentar la ingesta de proteínas y hierro. Ante ello, la carne de pollo puede ayudar a mejorar el consumo de proteínas de alto valor biológico.

Cuando comemos, por ejemplo, una pechuga de pollo, no nos planteamos todas las propiedades beneficiosas para nuestra salud que contiene.

Si ingerimos un filete pequeño de pechuga de pollo, estaremos aportando a nuestro organismo el 30% de sus necesidades medias de proteínas diarias”. En cuanto al contenido de grasas, el pollo se caracteriza por el bajo aporte de las mismas, y como consecuencia, el pequeño riesgo de padecer colesterol. Es por ello, que se considere una carne magra. Por otro lado, los autores señalan que en este alimento predomina la “grasa buena”, con efectos positivos en la salud cardiovascular.

Según la forma en que cocinemos el pollo, este perderá más o menos nutrientes. Es importante tenerlo en cuenta para saber como preparar los platos respetando las propiedades que más nos convienen en cada momento. Así, un filete a la plancha o que se haya cocinado mediante un horneado rápido, conservará la mayor parte de sus cualidades. Pero, a mayor cocción y acuosidad, menos se conservan los nutrientes en la carne.

La carne de pollo puede prepararse de distintas formas acompañandose de diversos ingredientes.

En la clase de cocina de los lunes Maite preparó un  delicioso pollo al vino tinto, que a continuación paso a detallaros:

Ingredientes:
1 Pollo
Cebolletas
Zanahorias
Bacon en dados
Ajo,sal y pimienta
Aceite de oliva

Elaboración

Cortamos el pollo en trozos, le echamos sal y pimienta.
En una tartera con aceite se fríe el pollo hasta que esté dorado.
Una vez dorado se retira y reservamos. En ese aceite se rehogan las cebolletas el ajo y las zanahorias, se le añade el bacon y el vino tinto y se deja reducir un poco y se agrega el pollo,  añadimos un poco de agua, lo tapamos y cocemos a fuego lento durante 50 minutos aproximadamente.

Se  puede acompañar con patata frita, puré o arroz.

Raquel

A %d blogueros les gusta esto: