Plum-cake con plátano

pumEl plátano es una de esas frutas deliciosas que, entre otros princiales aspectos, destaca generalmente porque cuenta con una importantísima serie de beneficios y propiedades, siendo ideal a cualquier edad.

El plátano es un alimento altamente nutritivo, dado que es una de las frutas más calóricas que existen (después del aguacate), ya que 100 gramos de plátano aportan unas 90 calorías aproximadamente.

Eso sí, aunque cuente con una gran cantidad de calorías, apenas contiene gracias (y proteínas), siendo muy rico en azúcares y en diferentes minerales, tales como el potasio, magnesio, algo de hierro y betacaroteno, y ciertamente pobre en sodio.

En lo que se refiere a las vitaminas que aporta, nos encontramos con vitaminas del grupo B, ácido fólico, vitamina C, algo de vitamina E y fibra, por lo que se trata de una fruta sumamente beneficiosa.

Precisamente por ello es una de las frutas que aportan en total tres vitaminas antioxidantes (como son la A, E y C), siendo suavemente laxante, energética, remineralizante, y un poco diurética.

El plátano también es muy rico en hidratos de carbono, constituyendo una de las mejores formas de nutrir nuestro cuerpo con energía vegetal, y dadas sus propiedades y beneficios está indicado en las dietas de los niños.

Es rico en potasio, lo que significa que el plátano ayuda a equilibrar el agua del cuerpo, ayudándolo a su vez a favorecer la eliminación de líquidos, y es ideal en caso de hipertensión o gota.

Natursan

Ingredientes

330 g de harina

4 Huevos

150 g de azúcar

130 g de mantequilla (más un poco para engrasar)

1 Sobre de levadura en polvo

2 Plátanos maduros

Un pellizco de sal


Preparación

Precalienta el horno a 170ºC para preparar la masa del plum-cake, bate el azúcar con los huevos hasta que la mezcla quede esponjosa y blanquecina.

Agrega la mantequilla cortada en trocitos,  la harina, la levadura y la sal tamizada, mézclalo perfectamente hasta obtener un compuesto homogéneo.

Pela y pica finamente los plátanos, agrégalos a la masa y mézclalo de nuevo.

Vierte la masa en un molde rectangular untado con mantequilla y cuécelo en el horno unos 35 ó 45 minutos. Retiralo y déjalo enfríar antes de desmoldarlo. Sirve el pum-cake cortado en rebanadas.

Raquel

A %d blogueros les gusta esto: