Pequeña Ilusión

Pequeña Ilusión es una pizca de pimienta en el día.

Pequeña Ilusión es algo diminuto para contar.

Cuando salí de trabajar me fui a la academia de inglés.

Tenía encuentro con el profesor a las nueve.

Llegó la muchacha morena con la que ya había coincidido otras veces y de la que todavía no sabía el nombre.

Subimos juntos las escaleras, charlando.

Me contó de sus clases.

Es una chica muy alegre, con el pelo recogido aprisa, llenita de cara, que sonríe fácilmente y se le forman unos hoyuelos muy graciosos más allá de la comisura de los labios.

Sonríe con todo el cuerpo y los ojos le brillan con mucha intensidad.

Me atrae.

Solo estábamos ella y yo en la clase.

Así que tuve todo el tiempo del mundo para mirarla mientras nos esforzábamos en utilizar el inglés en la conversación.

Ella emplea mucho el cuerpo para hablar, lo mueve todo, gesticula con los brazos.

En un momento me quiso decir algo al oído y sus labios rozaron mi apéndice auditivo como en una caricia.

Apoyó la mano derecha en mi pierna y con su brazo izquierdo rodeó mi cuello.

Es como si me estuviera abrazando, casi.

Me gusta.

Tuvo que repetirme varias veces, porque no la entendía.

Ella, riéndose, me susurró en el oído: “Ven conmigo”.

Me di cuenta de que ella disfrutaba viendo la sorpresa en mi cara. Y le dije que si, o “yes”, no recuerdo.

Las mejillas se me encendieron y a partir de ahí los minutos de clase fueron exageradamente lentos.

Hasta que llegó el momento de salir.

Nos encontramos fuera.

-¿A dónde vamos?

-A mi casa. ¿Tú tienes coche, no? Es que ya perdí el “bús” y es el último.

Ella vivía en las afueras.

Así que la llevé a su casa. Claro. Y yo creí que…

De todas maneras me gustó llevarla.

Fuimos un ratito en mi coche. Disfruté ese tiempecito a solas de su compañía, de sus risas y su perfume.

Y cuando paré el auto delante de su casa, me dijo: “gracias” y me dio un beso.

Sonreí toda la noche disfrutando del calorcillo de sus labios en mi cara.

 

Texto: Jesús Muñiz

Pequeña Ilusión

2 comentarios sobre “Pequeña Ilusión

  • el 29 de octubre, 2019 a las 15:56
    Permalink

    Tiene su simpatia el cuento, esta bonito, biennn!!..tiene inspiracion!!

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: