Pensamientos (Aburrimiento)

Antídoto para el aburrimiento es la acción entusiasmante del servicio. Un aburrido no es  quien puede, sino quien quiere.

Alicia Beatriz Angélica Araujo

Cuando se quiere algo de verdad, desaparecen del vocabulario las palabras aburrimiento, cansancio, desilusión.

antonio-parra.JPGAntonio Parra

Dame un alma que no conozca el aburrimiento, los refunfuños, los suspiros y los lamentos y no permitas que me tome demasiado en serio esa cosa tan invasora que se llama “yo”.

santo-tomas-moro.pngSanto Tomás Moro

De la celebración, dominical surgen los motivos de alegría y esperanza, que dan nuevo sabor a la vida de cada día y constituyen un antídoto vital contra la posible tentación del aburrimiento, la falta de sentido y la desesperación.

juan-pablo-ii.jpg SS Juan Pablo II

Si eres cristiano y estas aburrido, es una contradicción.

Martín Breton

Si te sientes aburrido, reza. Así tendrás la compañía de Dios.

Martín Breton

El aburrimiento es la suprema expresión de la indiferencia.

Ricardo León

El aburrimiento es consecuencia de la pereza.

Proverbio Alemán

El aburrimiento no puede existir donde quiera que haya una reunión de buenos.

josemaria-escriva-de-balaguer.jpgSan Josémaría Escrivá de Balaguer

El aburrimiento suele ser el origen de malos comportamientos.

José Antonio Alcázar

El que conoce el arte de vivir consigo mismo ignora el aburrimiento.

erasmo-de-rotterdam.jpgErasmo de Rotterdam

El aburrimiento es la suprema expresión de la indiferencia.

Ricardo León

Es absurdo dividir a la gente en buena y mala. La gente es tan sólo encantadora o aburrida.

oscar-wilde1.jpgOscar Wilde

No te dejes abatir ni acobardar aunque experimentes la soledad, el desamparo, el temor, la tristeza, el aburrimiento… Convéncete: tu vida está en las mejores manos: las de Dios.

hans-keller.jpgHans Keller

El  aburrimiento en el Primer mundo, son de no tener que hacer ningún esfuerzo, de no encontrarle sentido a la vida.

padre-patricio-byrne-svd.jpgPadre Patricio Byrne S.V.D

Solemos perdonar a los que nos aburren, pero no perdonamos a los que aburrimos.

francois-de-la-rochefoucauld.jpgFrançois de La Rochefoucauld

Germán 

A %d blogueros les gusta esto: