Pastel de pollo

El pollo es el ave gallinácea de cría, macho o hembra, sacrificada con una edad máxima de 20 semanas (5 meses) y un peso que oscila entre 1 y 3 kilos. En la actualidad, el pollo se cría de manera intensiva en las granjas, y en tres meses se consigue 1 kilo de esta ave. Debido a su gran versatilidad en la cocina y a su precio económico, es un alimento muy común en todos los hogares.

Se comenzó a domesticar en el valle del Indo, río de Asia meridional, hace aproximadamente cuatro mil quinientos años, desde donde pasó a Persia (actual Irán) a través de los intercambios comerciales. Durante la Edad Media su consumo disminuyó, ya que se preferían las pulardas, capones y gallinas, para volver a reaparecer hacia el siglo XVI.

 

Propiedades nutritivas

Se pueden apreciar variaciones en la composición de la carne, en función de la edad del animal sacrificado. Los ejemplares más viejos son más grasos. También existen diferencias en la composición de las distintas piezas cárnicas, como en el caso de la pechuga, cuyo contenido en proteínas es mayor que el que presenta el muslo.
El contenido, distribución y composición de la grasa del pollo es similar al del resto de las aves de corral. Tampoco se aprecian grandes diferencias en lo referente al aporte proteico, equiparable al de la carne roja.
Respecto al contenido vitamínico, destaca la presencia de ácido fólico y vitamina B3 o niacina. Entre los minerales, el nivel de hierro y de zinc es menor que en el caso de la carne roja, aunque supone una fuente más importante de fósforo y potasio. El valor nutritivo de los menudillos de pollo es muy alto, especialmente el hígado. Éste presenta un contenido en proteínas y lípidos similar al de la carne, aunque destaca su aporte en minerales y vitaminas, principalmente vitamina B12, A, vitamina C y ácido fólico. Por otro lado, los menudillos contienen una gran cantidad de colesterol.Ingredientes

400 grs de pechuga de pollo

200 grs de carne de cerdo

1 copita de vino de Jerez

150 grs de tocineta

1 huevo

1 cebolla

1 diente de ajo

Unas ramitas de perejil

Miga de pan

Leche

Sal

 

 

 

 

 

 

Elaboración

Le pedimos al carnicero que nos sirva las carnes picadas. Las colocamos en un recipiente, las regamos con jerez y las dejamos macerar una hora en la nevera. Mientras batimos un huevo en un recipiente, le añadimos la cebolla, el ajo y el perejil, todo muy picado, asi como la miga de pan mojada en leche y la sal. Después removemos estos ingredientes con la carne picada.

Forramos el interior de una terrina (molde rectangular de horno) con la mitad de tiras de tocineta, y vertemos en su interior el preparado de la carne picada con el resto del aliño.

Igualamos la superficie y cubrimos con la tocineta restante.

Tapamos la terrina con el papel de aluminio y cocinamos en el horno a 200ºC. al baño maria durante 1 hora.

Sacamos del horno la terrina y dejamos enfriar a temperatura ambiente antes de introducir durante 24 horas en el frigorífico.

Desmoldamos y servimos en lonchas, acompañado de una ensalada.

 

Nota

Es muy importante dejar enfriar antes de hacer corte alguno al pastel, ya que podría deshacerse. Una vez frío se puede cortar en lonchas gruesas como si fuera fiambre. También puede conservarse durante varios días en el frigorífico.

Raquel

 

 

 

 

A %d blogueros les gusta esto: