Paseos muy gratificantes por Bouzas y su historia

la playa de Bouzas en una primavera lluviosaAhora que por fin llegó el buen tiempo, los usuarios de los talleres de lectores y debates, del Centrosociocomunitario de Coia-Vigo, nos unimos a las salidas culturales que organiza el grupo de voluntarios del Concello de Vigo. Empezamos por un interesantísimo paseo por Bouzas  donde aprendimos historia directa, de la mano de Antonio y otros miembros del grupo, de lo que sucedió hace años en aquella plaza, calle o casa  de esta parroquia tan enxebre de Vigo.

Paseando por Bouzas y conociendo su historia.

Partimos del atrio de la Iglesia de San Miguel, al lado del vecino más viejo del lugar: un hermoso olivo bajo el cual nos cobijamos del terrible viento y frio, que nos ofrecía el inicio de la primavera.

Continuamos recorriendo el círculo junto a la Iglesia de San Miguel, donde vemos un escudo de la antigua família de los  Álvaro Correo. Uno de sus miembros, nos comenta Antonio, tuvo cargos dentro de la Santa Inquisición.

Bouzas, ilustre villa en aquel tiempo, empieza a poblarse a partir de 1575, aproximadamente. Y se cree que el primer núcleo de población surge en torno a una fuente que se encuentra en la hoy conocida como “Plaza de Diego Santos”. Zona donde había un pozo (poza-bouza) donde había agua y por lo tanto, hecho básico para que haya un asentamiento  de gentes.

la fuenteiniciopoblaciondebouzas
Continuamos por la “Rúa dos Alfolíes”  que significa “calle de la sal” por ser el lugar donde se almacenaba la sal en tiempos pasados. Privilegio que sólo le concedieron a Bouzas y Baiona, en toda España. Hecho que dio lugar a luchas encarnizadas con Vigo . El motivo era que esos almacenes de sal producían grandes beneficios a sus habitantes.

Avanzamos por  varias calles más donde vemos la casa del que fuera el último alcalde de esta parroquia que pertenecía a la jurisdicción de Tui, ya que Vigo, en aquel tiempo, pertenecía a Santiago de Compostela.

Casa donde vivió el último alcalde de BouzasUn pazo bien conservado y con mucha historia.

Vemos otra casa monumental que fue el último Concello de la villa y que ahora es la biblioteca de los marineros. Será  Urzaiz quien, en 1904, una Bouzas con Vigo.

Otra calle, la de Santa Ana, donde se encuentra el edificio de la Asociación de Marineros. Esta calle es también conocida por un apodo que resulta muy significativo: la “calle de las viudas”, porque en ella vivían muchas mujeres que perdieron a sus compañeros, hijos y padres en algún naufragio. Y Antonio nos cuenta una historia de uno de esos naufragios cerca de las Islas Cies que, por suerte, no acabó en tragedia. Todos los barcos volvieron sonando sus bocinas con sus 13 marineros a casa. Y todas las campanas de Bouzas tocaron en señal de gozo.

Contemplamos el mar que sigue en calma aunque el cielo anda revuelto en tonos grises muy sugerentes. Desde este  muelle, pequeño y ahora bien acondicionado,  nuestro guia nos comenta que si nos fijamos bien las calles se cortan bruscamente, con otras transversales. Y esto es así para evitar que el fuerte viento que azota la costa continúe  calles arriba. Al construir una calle en transversal lo corta y frena.

 Por la rúa do Pazo.

Pazo de los Araújo compró  Freire- posguerra

Familia ilustre que vivió en BouzasLa ilustre familia Araújo, durante el siglo XVIII, creaba en la Habana un diario. Vivían en este pazo que en los años 40 lo compra la familia Freire a los Araújo, que murió en un duelo de honor allá en las Américas, nos cuentan. Y sigue siendo propiedad, actualmente, de los Freire, donde uno de los miembros de la familia pasa aquí sus veranos. Hecho que ha servido para que este bello pazo siga perfectamente conservado, tanto la casa como sus muchos metros cuadrados de jardín. Cuenta con jardín, capilla y ciprés, como me dicen mis alumnas del taller de lectores que son los 3 requisitos imprescindibles, en Galicia, para que una casa de estas dimensiones se considere Pazo. Ya saben: jardín, capilla y ciprés.

Seguimos paseando y vemos otros pazos consumidos por el olvido y la ruina. Así llegamos, nuevamente, a lo que fuera una de las fábricas de los Freire en la zona. Edificio que durante la guerra sirvió como fábrica donde los trabajadores hacían los casquetes de las bombas durante la Guerra Civil Española.

Los Freire-Hacian el casquete de las bombas en la GSeguimos y pasamos por delante de un “palco de la música” muy viajero, que ya estuvo en Vigo  y otros lugares y  ahora nos mira curioso desde una plaza de Bouzas. Cruzamos las calles dedicadas a varios poetas gallegos, la zona donde pasaba el tranvía que llegaba a Vigo o la esquina donde estaba el “Cine Maravillas”. Nos topamos con un curioso y bien conservado “Cruceiro” donde el carnicero puso su nombre para que supieran que fue él, y nadie más, quien soltó las “pelas” para restaurarlo. Lo hizo así porque según  nos comentan, estaba muy mal visto que un carnicero diera dinero a la Iglesia , que incluso ni se le aceptaban sus limosnas. Y todo por tener un oficio conocido como “matarife”.

CRUCEIRO QUE PAGÓ EL CARNICERO

En la calle Simancas, en el rincón más pequeño y que se utiliza para aparcar, ahí tenemos una bella escultura de Camilo Nogueira que representa a una maestra con un grupo de niños y libros. También pasamos por el Mercado de Bouzas donde vemos unos cuadros de cómo era la parroquia a principios del siglo pasado. Y concluimos en la gran explanada donde se encuentra la pérgola que antiguamente se encontraba en la plaza de Portugal, diseñada por el gran arquitecto vigués, Genaro de la Fuente..Sireno de Eduardo CabelloTambién vimos lo que Antonio denominaba “el Sireno de Bouzas” y que vemos en esta foto. Se trata de otra curiosa escultura de Eduardo Cabello. Rapidamento comparamos con el de la Puerta el sol y las opiniones se dividen en cuanto a  cuál nos “gusta más”.

Volveremos a encontrarnos en Bouzas  los dos primeros viernes de mayo y junio.

Y así acabamos la marcha de hoy un grupo de personas de esta bella ciudad que es Vigo y  sus muchas parroquias. Volveremos a pasear por Bouzas dos viernes más para conocer sus muchos rincones marineros e industriales. Si quieren unirse a estos paseos tan gratificantes, en todos los sentidos, nos vemos los primeros viernes de cada mes. Intentaremos poner un cartel anunciando la próxima salida.

Mi foto artística-mano

Conocimientos gratis que un grupo de personas nos brindan y que les invito a que aprovechen. Aprenderán muchas cosas interesantes, conocerán a buena gente , van a caminar y, sobre todo, van a descubrir rincones preciosos de lugares que tenemos tan cerca. Y todo sin gastarse dinero ahora que estamos tan apretados con la crisis. Lo cual demuestra que el saber y querer aprender más no tiene por qué costar casi nada.

Texto y fotos:  A. Garrido.

3 comentarios en “Paseos muy gratificantes por Bouzas y su historia

  • el 22/04/2013 a las 9:51 pm
    Permalink

    Me gustaría saber a que hora y en que lugar se reunen los primeros viernes para poder asistir, me parece muy interesante.
    Muchas gracias

  • el 27/04/2013 a las 1:06 pm
    Permalink

    Hola Rita. Cuando se haga la próxima salida ya pondré un cartelito en el centro con la hora y el lugar de partida. En esta primera salida que os narro, salimos a las 7 de la tarde del atrio de la Iglesia de San Miguel. Normalmente la visita dura una hora. Un saludo. Alex

  • el 28/04/2013 a las 11:01 pm
    Permalink

    Desde el mirador lo primero que vemos es Moaña y sus playas además de ver también el mosáico de bateas que se encuentran en esta parte de la ría de Vigo.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: