Paloma Blanca

Aquella paloma blanca
que en mi balcón se ha posado,
tenía un ala rota
y con mi amor se ha curado,
más nunca le pregunté
quien tan mal la había tratado.

Y me pagó con su amor
todo el amor que le he dado.
Pero un día en mi balcón
un palomo se ha posado,
y así un día y otro,
se la fue enamorando.

Ella se dejó querer,
se fueron los dos volando;
Yo asomado a mi balcón
aún la sigo esperando

Estrella

2 comentarios en “Paloma Blanca

  • el 06/09/2010 a las 1:27 pm
    Permalink

    Precioso poema, Estrella. Me pregunto quien sería el palomo. Yo también escribí un poema a una paloma que me servía cafe por las mañanas. Espero sea de tu agrado.

    LA PALOMA
    (a una hermosa muchacha que servía café)

    Blanca paloma
    De negro luto casi siempre disfrazada
    En el pico llevas mil promesas no expresadas

    En el cielo azul de tu mirada
    Brillan estrellas de ilusión y esperanza
    El rubor que cubre repentino tus mejillas
    Revelan el candor y la inocencia de tu alma

    Tú figura, como espiga de trigo
    Por el céfiro errante acariciada
    Los dioses que se paran a mirarte
    No se atreven a decirte nada

    Paloma blanca
    Que has hecho el nido entre milanos
    Muchos vendrán a tu ventana
    Que bien harás en no escucharlos

    Que el hado guíe tu camino
    Te ayude a encontrar a tu milano
    Y que en esta vida puedas disfrutar
    De verdadero amor humano
    Ceneme

  • el 06/09/2010 a las 9:05 pm
    Permalink

    Bello poema lleno de una especial melancolia. Veo que mas reeditando tus poemas, tienes que trabajar un poco mas y sacarnos cosa nuevas. Lo ultimo mio:
    Bajo la luz de la luna llena.

    -Sombras y serpientes de plata en la tierra
    -Bajo la blanca luz de la luna llena

    -Bajo la fronda, presentida, del árbol
    -Se oculta, dormida e inerte, la vereda

    -Una luz tenue, rila, tras la ventana
    -Que el céfiro del ocaso dejo abierta.

    -No hay colores, solo claros y sombras,
    -Con el viento frio de la noche serena

    -Que baila entre siluetas y hojarascas
    Murmurando con voces bajas, secretas

    -Levantando polvo fantasmagórico
    -En forma de soñantes formas siniestras.

    -Lejanos olores te llenan de vida
    -De hambre, de amor, de sed y de flores fresca.

    -Ulula el búho en la noche, le responde
    -Lejana y oculta, de ojos glaucos, la cierva.

    -Brilla en la noche el murciélago buscando
    -Su caza con sus alas de seda negra.

    -Huidizas, frías pesadillas se amontonan
    -En la terrible habitación, camas negras

    -Y negros presagios informes se visten
    -De polvo y enamoradas frías osamentas.

    Un fuerte abrazo.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: