Orejas de Carnaval

Las orejas de carnaval, es un postre muy típico de los carnavales gallegos.
En todos los carnavales hay una gastronomía típica, que en este caso arranca con un lacón con grelos y de postre las orejas, un buen complemento a la festividad, y que os aconsejamos degustar estas porciones de masa frita y crujiente, recubiertas de una fina capa de azúcar, están buenísimas y hacen las delicias de todos/as en casa.

 

Ingredientes:
2 huevos
50 ml de anís
500 g de harina trigo
Una pizca de sal (5 g.)
100 g de mantequilla
120 g de azúcar
La ralladura de 1 limón
La ralladura de una naranja
200 ml. de agua templada
Azúcar glass para espolvorear
Aceite de girasol para freír las orejas

 

Elaboración:
Lavamos el limón y la naranja, rallamos y reservamos

En un bol grande echamos el agua templada, un pellizco de sal, la mantequilla previamente derretida, la ralladura de una naranja, el azúcar, el anís y los huevos.

Batimos hasta que nos quede una crema sin grumos.

A continuación vamos añadiendo la harina de trigo poco a poco mezclando primero con varillas y luego con la mano.

Amasamos hasta que nos quede una masa grasa y manejable. La dejamos reposar una hora

Una vez reposada la masa, procedemos al estirado de la misma, cogemos porciones del tamaño de una nuez. Aplastamos un poco y estiramos en la encimera de la cocina con la ayuda del rodillo o de una botella.

Un pequeño truco es untar con aceite el rodillo para que sea más fácil el estirado pero no debemos emplear harina. Si nos pasase podemos untar la zona de trabajo también con un poco de aceite.

Estiramos bien la masa, deben de quedar lo más fino posible. Este paso es muy importante porque unas orejas gruesas no gustan.

Ahora es el momento de darle la forma si queremos. Con los dedos hacemos un pliegue en un lateral dándole la forma de oreja.

Fritura:
Ponemos una sartén con abundante aceite de girasol y calentamos a fuego medio-bajo.

Freímos las orejas por los dos lados hasta que estén doradas. Retiramos a una fuente con papel de cocina absorbente para retirar el exceso de aceite.

Este proceso es muy rápido y debemos controlar que el aceite no se nos queme.

Orejas de carnaval
Orejas de carnaval

Por último espolvoreamos un poco de azúcar glas antes de servir.

“ A disfrutarlas”

Texto y fotos:

Raquel

A %d blogueros les gusta esto: