Orejas de carnaval

Las orejas de carnaval son una porción de masa frita y muy crujiente. Su forma suele ser similar a las orejas del cerdo. Recubiertas con azúcar glas son irresistibles en todos los hogares.
La receta que os presento este año para las Fiestas de Carnaval me la paso mi compañera del Centrosocialdecoia Mª de los Ángeles que es como se las hacia su madre y ella sigue con la tradición.

 

Ingredientes:
500 gr. Harina
1 Huevos
½ vaso de vino blanco
½ vaso de aceite de oliva
Ralladura de limón
Unas gotas de esencia de anís (opcional)
Sal
Azúcar glas (y canela en polvo opcional)
Aceite de girasol para freír las orejas

 

Elaboración:
En un bol mezclamos el vino blanco con el aceite y un poco de sal mezclamos bien y añadimos el huevo entero y la ralladura de limón, volvemos a mezclar todo bien con la ayuda de las manos hasta que todos los ingredientes estén bien incorporados.

A continuación añadimos a la mezcla poco a poco la harina y vamos trabajando la masa. En el momento que se despegue del bol, la echamos sobre la encimera y seguimos amasando y echándole más harina.

Cuando nos quede una masa manejable con consistencia y no se pegue en las manos dejamos de agregarle harina. Hacemos una bola con la masa la volvemos a meter en el bol y la tapamos con un paño.

El secreto de la masa es dejarla reposar, con una hora será suficiente.

El siguiente paso es el estirado de la masa, hacemos porciones del tamaño de una nuez.

Aplastamos cada porción un poco y las estiramos en la encimera de la cocina con la ayuda de un rodillo untado en con un poquito de aceite para que no se peguen, deben quedarnos lo más finas posibles.

Si se pegasen a la encimera podemos untar con harina o con aceite la zona de trabajo.

Lo ideal es estirar todas las orejas antes de empezar a freír. Cuando comencemos con la fritura ya no podemos hacer otra cosa que atenderlas o se nos quemaran.

Ahora es el momento de darle forma si queremos, con los dedos hacemos un pliegue en un lateral dándole forma de oreja.

Por último ponemos una sartén con abundante aceite de girasol y calentamos a fuego medio bajo.

Freímos las orejas por los dos lados hasta que estén doradas controlando para que no se quemen y conseguir unas orejas crujientes y un poco huecas. Retiramos para una bandeja con papel de cocina absorbente para retirar el exceso de aceite.

Por último solo nos queda espolvorear con azúcar glas.

Podemos hacer también una mezcla con azúcar glas y canela en polvo y con un colador espolvoreamos las orejas por encima. ¡Están buenísimas! Y menos calorías al no llevar la manteca de vaca.

Orejas de carnaval

Fotos y Texto:
Raquel

Un comentario sobre “Orejas de carnaval

  • el 7 de marzo, 2019 a las 19:23
    Permalink

    Espero que os hayan gustado.
    Un abrazo

Comentarios cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: