Nuestra Estación

Sí, digo nuestra, porque era un poco de todos los vigueses, con ella se van también tantos recuerdos… .unos alegres, otros tristes, las llegadas siempre ilusionadas, alegres, las marchas un poco melancólicas y con unas lágrimas disimuladas.

Pronto, creo que dentro de dos años tendremos una flamante y moderna estación, diseñada por un arquitecto norteamericano llamado Thom Mayne ¿es que no tenemos en España buenos y reconocidos arquitectos? ¡Pues parece que no!

Será seguramente, una estación moderna y bonita, pero para la mayor parte de los ciudadanos sin recuerdos, sobre todo a la gente de mi edad, que ya vivimos un poco de los recuerdos.

No hace mucho tiempo, tuve que ir a una escuela que tiene la Once en Pontevedra para un tratamiento, iba dos veces por semana, me acompañaba una nieta, cuando veníamos encontrábamos a su madre (mi hija) esperando en la estación, nos hacía mucha ilusión, pues parecía que veníamos de un largo viaje, luego las tres nos íbamos a comer a un sitio baratito y eso ya nos cambiaba la rutina de todos los días.

Otro día que me quedó en el recuerdo fue el día de mi boda, después de la comida, nos fuimos a la Estación a coger el tren para Orense, en donde pasé mi noche de bodas, estuvimos creo recordar tres días, pues el presupuesto no daba para más.

En una ocasión (estaba soltera) fui con unas amigas a despedir a una que se marchaba a Madrid, cuando estaba con el grupo me fijé en una niña de más o menos cinco años, entre la gente llorando, era tal el tumulto que nadie se fijaba en ella, me acerqué y le pregunté si estaba sola, no me contestó, me miraba con unos ojos grandes y oscuros pero llenos de miedo, la acaricié y le dije que viniera conmigo para ver si encontrábamos a alguien que la conociera (seguía sin hablar) recorrimos los andenes pero nada, al mismo tiempo yo preguntaba a la gente, si sabían de alguien buscase a la niña, entonces un señor mayor me dijo que lo mejor era que fuera a las oficinas para que lo anunciaran, yo la verdad estaban tan angustiada que no se me había ocurrido, fuimos a una oficina y por los altavoces dieron la descripción de la niña, incluso como iba vestida, al poco rato apareció una angustiada pareja, nada más verlos la niña se abrazó a su madre, sin dejar de llorar, lo que más me impactó fue que no me quiso decir su nombre y que no me dijo una palabra, entonces su padre me dijo que la niña era sordo muda.

Durante mucho tiempos nos escribimos pues vivían en Madrid, me contaban los progresos de la niña con el lenguaje de signos y me mandaban siempre besos, con el tiempo dejamos de escribirnos y ya no supe más de ellos.

Muchos relatos y vivencias todo el mundo tiene en torno a “su” estación, anímense y cuéntenos sus recuerdos.

Bueno, diciéndole adiós a esta querida estación de Vigo. Gracias
ESTRELLA

2 comentarios en “Nuestra Estación

  • el 13/09/2011 a las 10:14 am
    Permalink

    Buenos y bonitos recuerdos, es lo que tiene lo “viejo”, hay vida, hay historias, hay energias que vibran y te sacuden, hay llantos y risas perdidas y olvidadas…ojala no la dejasenc aer y la transformasen en otra cosa (aqui por ejemplo una la ha hecho un centro comercial y con cines)….un abrazo.

  • el 18/09/2011 a las 10:31 pm
    Permalink

    Estrella eres un baúl de recuerdos preciosos y lo bueno es que tengas ganas e ilusión de contarnoslos.
    muchas gracias y un bico.

    Dolores

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: