Noticias humnizadas. Lo más de la semana.

playa-samil.jpgPlayas con bandera azul.

Xornal-Vigo.

Outorgamento, que recoñece a calidade dos areais de A Punta, O Vao, Rodas, O Tombo do Gato, Canido e Fontaiña. En comparación co ano pasado, a cidade conta cunha distinción menos, a da praia de Argazada, en Alcabre, un “erro de interpretación” do organismo que concede as bandeiras ao considerala como parte de Samil, explicou o alcalde.

Esta noticia es toda una denuncia a una ley absurda, discriminatoria y todo lo que ustedes quieran. Berlusconi está utilizando, yo diria que métodos nazis, contra los inmigrantes al declararlos ilegales. Pero a veces, los verdugos beben su propia medicina y se envenenan:

A la caza del inmigrante en Italia.

Reuters – miércoles, 28 de mayo, 12.18
ROMA (Reuters) –

inmigrantes1.jpgLos italianos se han dado cuenta tarde de que la ofensiva de Silvio Berlusconi contra los inmigrantes ilegales podría privarles de cientos de miles de extranjeros que limpian sus casas y cuidan de sus niños y ancianos.

Tras haber sido  elegido el magnate de los medios para un tercer mandato el pasado abril, gracias en parte a sus promesas para frenar la inmigración ilegal, ahora suplican que limpiadores, niñeras y cuidadores estén exentos.
El número de trabajadores domésticos extranjeros es imposible de comprobar porque muchos de ellos son ilegales, pero las asociaciones de consumidores estiman que suman 1,7 millones, de los cuales sólo 745.000 están registrados en la Seguridad Social y muchos no tienen siquiera permiso de residencia.
En Roma, unos 100.000 de los extranjeros que cuidan a ancianos y minusválidos son ilegales, según el organismo del consumidor ADOC.
Algunos viven en condiciones grotescas, forzados a dormir en la cocina y estar disponibles 24 horas al día, por 600-800 euros al mes.
Buena parte de ellos son mujeres de países como Perú, Ecuador, Filipinas y Rumanía, y algunos temen por su futuro con este Gobierno, que incluye a la Liga Norte, contraria a la inmigración, cuyo segundo es Maroni.

Por Stephen Brown.

Manuel Delgado-Antropólogo
‘Ser inmigrante es tener que dar explicaciones’.
 inmigrantes1.jpg“Los gobernantes encuentran en la inmigración una excusa para explicar el sistemático expolio del estado de bienestar. Los políticos quieren implantar la idea de que hay un problema muy grande, una situación de alarma que requiere de actuaciones decididas, que son poco menos que reacciones prácticamente militares, puesto que nos enfrentan y nos ponen en un auténtico estado de emergencia. En la práctica, se trata de un burdo truco para atribuirle a la inmigración las razones de todos los males. Tener un problema como éstos es una auténtica bicoca. Los gobernantes no podían soñar con nada mejor que con la inmigración para justificarse de todo lo que no hacen. En el fondo es su solución para explicar el desorden social desde dentro y exculpar tanto a las mayorías sociales como a sí mismos”, afirma Manuel Delgado, antropólogo y profesor de la Universidad de Barcelona.

manuel-delgado.jpg“He dejado de hacer la asignatura de inmigración en la universidad porque me daba vergüenza enviar a los estudiantes a que hagan trabajo de campo con los inmigrantes. Lo único que les faltaba son los antropólogos. Ya es lo último. Los acosa la policía, los racistas, los antirracistas…y en el fondo no hay nada más de lo que hablar sino de la vivienda, el paro, la educación, que son los problemas que nos afectan a todos. Los inmigrantes sufren, quizás de forma más aguda porque tienen el agregado legal, problemas que son de toda la población y que son por ocupar el estrato más bajo de la estructura social. No hay problemas de vivienda que sean de inmigrantes: hay problemas de vivienda para todo el mundo que busca casa y que debería tener derecho a ella”.

 “No podemos quedar atrapados en un lenguaje que nunca ha sido el nuestro, el del rollo ciudadanista. Estoy en contra del concepto de tolerancia, porque tolerar significa aguantar al otro. Yo no tengo que entender al otro sino que tengo que entenderme con el otro. Es una cosa muy distinta. Tolerancia quiere decir, básicamente, que una cosa que no debería hacerse, o que no sería legal, es aceptada porque se entiende que los beneficios que se consiguen son superiores a los efectos no deseados. En el fondo, la tolerancia implica un punto de vista de superioridad. Alguien que se cree con la capacidad y el derecho de tolerar, lleva a cabo ese acto supremo de despotismo y desprecio que es tolerar al otro”, dice.

 “Cada vez que hago una charla me hacen una pregunta en relación al velo. Siempre es lo mismo. Yo no digo que no sea interesante, pero tendríamos que hablar más de las cosas que nos afectan a todos y dejar tranquilas a las musulmanas, que vienen de países donde les obligaban a ponérselo para llegar a otro donde les obligan a quitárselo. Siempre se pregunta: ¿podemos convivir con la diferencia? Pero nadie piensa si podemos convivir con la desigualdad”, concluye Delgado.

Me parece que podemos extraer conclusiones muy interesantes de este artículo.

Pero vamos a pasar a otra noticia curiosa y con tonos oscuros. Miren lo que hizo un hombre con su piso al no poder pagarlo:

Un hombre sortea su piso por cinco euros ante la imposibilidad de pagarlo 
Europa Press.

rifas.jpg Cansado de pasar penurias para llegar a fin de mes, de no poder hacer frente a la hipoteca de su piso y de los problemas de insomnio que le ha causado el no encontrar ningún comprador, Miguel Marina se ha visto obligado a poner en marcha una iniciativa más que original: rifar su piso (en Ciempozuelos, Madrid) a través de papeletas de cinco euros. De esta forma, el ganador del sorteo, disfrutará del piso sin tener que pagar ni gastos de escrituración, ni IVA.

Se trata de una iniciativa que nace “fruto de la desesperación”. Así lo explicó el protagonista de esta pionera forma de vender un piso, Miguel Marina que hace bueno el tópico de que la necesidad agudiza el ingenio. Y en este caso el no poder pagar la hipoteca unido a que no encuentra ningún comprador para su vivienda le ha impulsado a rifar su piso ubicado en la madrileña localidad de Ciempozuelos.

Para ello, ha puesto a la venta 64.000 papeletas de cinco euros cada una, lo que supone valorar el inmueble en 320.000 euros. Los interesados en hacerse con este piso pueden adquirir los boletos en la página web que el propietario ha puesto en marcha para la ocasión, “elpisodeloscincoeuros.com“. Allí, Marina explica las bases de la iniciativa, entre las que se detallan las características del piso.

Feliz semana, aunque esta vez mis noticias humanizadas tengan tonos oscuros, pero siempre hay posibilidades, con ingenio, comprensión y respeto para todo el mundo.

A.Garrido

A %d blogueros les gusta esto: