Ñoquis con espinacas

Esta semana vamos a tirar de mi archivo culinario para la receta de esta sección y la razón es que el lunes pasado en la clase de cocina hemos preparado un menú muy prosaico pero sabroso y muy nuestro pues gracias a nuestra compañera Carmen hemos disfrutado de unos chuletones traídos de Santiago, así como de una tetilla del mismo lugar, gracias a los cuales hemos recordado el sabor de los alimentos auténticos de nuestra tierra

Ingredientes
1/2 litro de leche
200 g. de harina
50 g. de mantequilla
50 g. queso rallado
3 Huevos
300 g. de espinacas
1/2 kg. de tomate
Aceite
Sal

Preparación
Con la leche, la harina, la mantequilla, el queso y los huevos se prepara la pasta de los ñoquis. Primero se pone la leche a hervir con un poco de sal y la mantequilla. Cuando comience a hervir, se añade la harina y se remueve sin parar. Se deja templar y se incorporan los huevos, uno a uno. Por último se agrega el queso rallado y se mezcla todo bien.
Mientras las espinacas se ponen a cocer en agua hirviendo con sal durante 10 minutos; una vez cocidas se escurren y se pasan por el pasapurés.
Las espinacas se mezclan con la pasta y se moldean los ñoquis (bolitas), que se echan en agua hirviendo y cuando rompa a hervir de nuevo se retiran del fuego y se dejan en el agua tapados durante 0 minutos.
Entretanto se lavan y pelan los tomates y se pasan por el pasapurés. Los ñoquis se retiran del agua con una espumadera y se colocan en una fuente, donde se riegan con la salsa de tomate y se sirven inmediatamente.

El truco
Para que las espinacas no pierdan su color verde, lo mejor es cocerlas en un recipiente sin taparlas.

Raquel

A %d blogueros les gusta esto: