¿No debemos proteger nuestro tesoro?

El Dalai Lama dijo “algunas gentes pierden la salud para ganar dinero y después pierden el dinero para ganar la salud”, pero yo digo que el trabajo no es el  que mata la salud, el trabajo y la ocupación controlada es una alegría, ayudando al desarrollo armónico del individuo, más bien diría, “algunas gentes tiran la salud cuando la tienen, para cuando la han perdido tratar de recuperarla”. El trabajo dignifica y ayuda a mantener la salud del hombre. Debemos más bien, controlar los esfuerzos que hacemos para no agotar el organismo, permitiendo la recuperación del mismo, después de un esfuerzo. Debe ser esfuerzo y recuperación, no esfuerzo tras esfuerzo continuado. Debemos vigilar celosamente lo que comemos, ¿no somos el resultado de lo que comemos?¿No andamos corriendo alocados sin pararnos a pensar hacia donde vamos? Muchos de nosotros pasamos la mayor parte de la vida laboral comiendo fuera de casa, de forma desordenada y sin pararnos a pensar en lo que estamos metiendo dentro del cuerpo, hasta que se producen las transformaciones en aumento de peso, colesterol, diabetes, hipertensión, etc. Muchos de nosotros no sabemos cómo funcionamos, cómo transformamos los distintos alimentos, cómo funciona nuestro digestor, ni que tipo de productos son mejores para nuestro organismo. Nos dicen que la leche de vaca es un gran alimento y sin duda lo es, pero ¿es bueno para todos los organismos?¿No es la leche de la vaca el alimento ideal para su cría? ¿Cuánto pesa una cría de vaca al nacer?¿Cuanto pesa un bebé?¿No es la caseína la proteína adecuada para el desarrollo de su cría? ¿No son las poderosas hormonas de crecimiento en la leche de la vaca las necesarias para su cría?¿No pesa una cría de vaca al nacer 45 o 50 kilos?¿No pesa a los dos años 350 o 400 kgs.?¿Que tiene que ver esto con un ser humano que pesa al nacer de 3 a 4 kgs., y que tarda 18 a 20 años en hacerse adulto con pesos de 70 a 80 kgs.?¿No es la lacto-albúmina la proteína de la leche en la madre la que permite el desarrollo armónico del bebé?¿No se producen alergias y otras alteraciones en los bebés cuando se les da leches procedentes de otros animales?¿No serán las grandes producciones de leche y los excedentes lácteos y los intereses mercantilistas los que van a introducir este producto cada vez más en nuestras dietas. ¿No ejerce la caseína la función de cola en el riego sanguíneo ayudando a espesar la sangre?¿No deberían todos los que sufren colesterol evitar el tomar productos lácteos y sus derivados?¿No tienen los frutos secos más calcio que la leche y más asimilable por nuestro organismo, como almendras, nueces, avellanas, etc.?

¿Qué pasa con nuestro digestor?¿Cómo metabolizamos los alimentos que ingerimos?¿No se transforman en azucares los almidones y las féculas por medio de la sustancia alcalina que produce la glándula pytial que tenemos en la boca?¿No se metabolizan todas las féculas y almidones por medio de un PH alcalino?¿No se metabolizan todas las proteínas con un PH ácido?¿No es por medio del ácido hidro- clórico, es decir ácido clorhídrico, por el que se produce la digestión de las proteínas?¿Que ocurre cuando dos PHs de distinta naturaleza se encuentran?¿No se neutralizan?¿No se produce una digestión pesada cuando el digestor deja de trabajar, al producirse la neutralización de phs, entrando en funcionamiento una descomposición por medio de las bacterias que tenemos en el estómago?¿Estamos comiendo de forma adecuada? Creo que es muy fácil verificar esto, comiendo al medio día solamente proteínas, carne o pescado con alguna verdura que hace los efectos lubricantes en el tracto intestinal y por la noche solamente féculas y almidones con cualquier verdura y comprobaremos que tenemos una digestión ligera, es decir nos sentiremos llenos pero no pesados. La primera parte del día yo solamente tomo fruta y no preciso nada más. Nuestra estructura ósea está formada por minerales y son los frutos y las diferentes bayas y productos de la tierra nuestros principales alimentos, que son fáciles de digerir para nuestro organismo proporcionándonos energía rápida para usar de inmediato. Debido a que algunos minerales están faltando del sustrato por culpa de los abonos químicos de los que se ha excluido, como el Carbonato de Magnesio, importantísimo en la fijación del calcio, equilibrio del potasio y fósforo, debemos tomar algún aporte de este mineral cuando notemos dolores musculares, el envejecimiento de los tendones, artritis, caída de cabello, debilidad en las uñas o cualquier otro problema relacionado con nuestra estructura ósea. Como los minerales solo pueden estar entre cuatro y cinco horas en sangre se recomienda tomar 100 miligramos por la mañana, mediodía y noche, siendo el proceso largo, entre uno y dos años dependiendo del deterioro, pero siempre se mejorará, ya que la artrosis se produce por falta del líquido sinovial en el que el magnesio es un mineral determinante, según dice ANA LAJUSTICIA BERGARA en su libro el Magnesio y la Salud.

Debemos de vez en cuando mirarnos al espejo, pasarnos por la báscula y preguntarnos que es lo que no estamos haciendo bien. No he visto a nadie en “huelga de hambre, engordar”. Somos el resultado de lo que metemos por la boca. No se puede producir aquello que no se ingiere. No sugiero ninguna dieta, sino una forma distinta de comer, evitando las grasas y los productos de otros animales en exceso.

Ceneme

A %d blogueros les gusta esto: