Nicolás Taboada Leal. Primer cronista de Vigo

Nicolas

Nicolás Taboada Leal nació en Viveiro (Lugo) en el año 1798. Cursó la carrera de medicina en Santiago de Compostela para seguir los pasos de su padre el Nicolás Taboada La Torre, cuando finalizó la carrera se estableció primero en La Estrada y más tarde en Vigo. En el año 1928 fue nombrado médico del Hospital de Caridad y más tarde consultor de la Junta de Sanidad así como Ayudante Honorario de la Sanidad Militar.
Cuando en el año 1833 la escuadra portuguesa que venía de Inglaterra, trajo el cólera morbo asiática, que se cebó en los barrios del Arenal, Teis, la Falperra y la rúa de Santiago, Taboada Leal fue el primer médico que trató a los contagiados. A raíz de este trabajo hizo un informe detallado de la epidemia que fue muy valorado por sociedad científica de la época, por lo que se el rey le concedió la Cruz de las Epidemias y fue acogido como miembro por las entidades médicas del país, también fue  socio corresponsal de la Academia Médico-Quirúrgica de Galicia y Asturias y miembro de otras Sociedades Literarias y Económicas de su tiempo.
A raíz de estos hechos él y su amigo Velázquez Moreno lograron, tras muchos esfuerzos, un lazareto en el que las naves y tripulaciones pasasen una obligada cuarentena que pudiera dar servicio a todo el norte peninsular, obra que tuvo que financiar LazaretoVelázquez Moreno. Dicho lazareto situado en la isla de San Simón, entró en funcionamiento en el año 1842 y fue fundamental para el despegue del puerto de Vigo, tal como reflejan las cifras de sus primeros doce años de su funcionamiento. Hasta 1854 fondearon en la Ría, 2349 naves de todas las banderas, para pasar, con sus tripulaciones y pasajeros, el periodo de cuarentena obligatoria.
DiscriciónComo cronista de la ciudad escribió el libro “Descripción topográfica-histórica de la Ciudad de Vigo, su ría y alrededores”, que fue  publicado en el año 1840 por la editorial de la Vda. e Hijos de Compañel en los talleres que esta editorial tenía en la calle Real de Vigo. En dicho libro se describen los diferentes ríos y riachuelos que cruzaban la ciudad y las dos principales fuentes que la proveían de agua, una de las cuales llevaba restos ferrosos y que según él podría provocar molestias y diarreas, mientras que la otra tenía unas aguas muy puras y recomendables para su ingesta.
También escribió  un libro de poesía, que lleva por título “Canto épico al exaltado patriotismo”. Sus hijos, Nicolás Taboada Fernández y Emilio Taboada Fernández también fueron conocidos en los medios locales, Nicolás como cronista y Emilio como periodista.
Taboada Leal falleció en Vigo el día 4 de Diciembre de 1883, sus restos reposan en el cementerio de Pereiró. El concello, a petición de los conselleiros Fombuena y Borrajo, le dedicó una calle que va desde la calle Ecuador a la Travesía de Marqués de Alcedo, en el año 1909.
De Taboada Leal se dice que era un hombre discreto de vida tranquila y entregado a ayudar al género humano, dado su carácter discreto pasaba desapercibido en la ciudad.
Como hecho curioso contaré que buscando datos para escribir algo sobre la Colegiata de Vigo en internet, hallé el libro “Descripción topográfica-histórica de la ciudad de Vigo, su ría y alrededores” del Dr. Nicolás Taboada Leal el cual, había sido  informatizado por Google y que, para mi asombro, lleva el sello de la Universidad de Massachuttses.
Gloria.

Información del libro “As rúas de Vigo de Lalo Vázquez Xil, Xurxodorna de Os marmurios das ondas y Wikipedia.

3 comentarios sobre “Nicolás Taboada Leal. Primer cronista de Vigo

  • el 11 de octubre, 2015 a las 20:16
    Permalink

    Hola Gloria, yo nací en la calle Taboada Leal y me ha gustado mucho leer la biografía de Taboada Leal porque había cosas que desconocía.
    Son historias reales muy interesantes.
    Atentamente
    Guadalupe Aguilera

  • el 11 de octubre, 2015 a las 23:26
    Permalink

    Gracias, Gloria por este nuevo reportaje que nos brindas para que podamos conocer datos de D. Nicolás Taboada Leal. Muy interesante.

  • el 12 de octubre, 2015 a las 10:50
    Permalink

    Magnífico recopilatorio, como todos, muy interesante y bien documentado. Resulta muy agradable conocer quien se encontraba detrás de lo que para muchos eran simples nombres de calles.

    Enhorabuena Gloria.

Comentarios cerrados.