Mi Suegra Elvira: La cena de fin de año

Nuevo añoElvira celebra la cena de nochevieja con su familia, es un momento íntimo para disfrutar de esas maravillosas reuniones donde todos se alegran de compartir buenos instantes de felicidad en las horas previas a las campanadas.
-Has tardado mucho Charo –Dice mi suegra Elvira cuando abre la puerta a su hija.
-Había mucha gente en la peluquería. Me hice un recogido, me pinté las uñas y también me maquillaron.
-Para maquillarte a ti, debieron meterte por urgencias –Dice Marichu-  porque…
Mi querida suegra comienza a llenar las copas con un vino Vega Sicilia riquísimo.
-Mamá –Comenta Marichu- Esa botella le costó a Roberto más de cien euros y tú lo sirves como si fuera Don Simón de tetrabrik.
-Ay, perdona, pensé que era para celebrar la nochevieja.
-Si, pero con “sentidiño” –Corrobora Roberto retirando la botella.
-A mí, donde esté un buen Rioja… -Dice Charo chupando un gambón.
-Por favor no compares –Contesta Roberto mirando las angulas.
-Déjala cariño, ella siempre fue mucho de vino de la aldea, de ese de a un euro la botella, lo lleva marcado en la cara, no ves los coloretes de salud.
-Marichu, por favor –Replica mi suegra- Tengamos la fiesta en paz.
-A Belén va una burra… -Canta Julito.
-La burra está sentada en frente toda maquillada –Dice por lo bajo Marichu refiriéndose a su hermana.
-¿Papá que es un “teta brick”? –Pregunta Julito.
-El sujetador de tu hermana –Contesta Roberto que por la voz parece ya  un poco achispado.
-A propósito, Vanesa cariño –Pregunta mi suegra Elvira a su nieta para cambiar de tema- ¿Te gustó el conjunto de braga y sujetador que te regalé por papá Noel?
-Si abuela, el sujetador todavía lo tengo pero la braga la perdí una noche, en la fiesta que hicimos en casa de unos amigos.
Charo mira a su hermana, Marichu y se aclara la garganta con una tos muy significativa, mientras Vanesa continúa:
-No creas abuela, te prometo que pase mucho rato busca que busca, y hasta les dije muy enfadada: esta fiesta no me gusta nada, en cuanto encuentre mis bragas me largo.
-Pero Vane ¿Y tu novio? ¿No salías con un chico que trabajaba con un camión repartiendo gaseosas?
-Lo dejé el  verano pasado, abuela, porque se descubrió que Sergio  su hermano el mayor  además de una pila de hijos con su propia mujer, tenía otras tres criaturas con una amante Colombiana.
-Ay, por favor…
-Pues lo peor no fue eso. Resulta que un día decidió llevarse a vivir a todos sus hijos con las madres a una casa en Chapela y al llegar allí le plantó fuego con todos dentro.
-¡¡Virgen del amor hermoso!! –Responde mi suegra Elvira santiguándose espantada mirando a su nieta Vanesa.
-Aquello parecía una churrascada, abuela. Incluso ardieron un repartidor de pizzas y una amiga que había ido a la casa de visita. Los llevaron al nuevo hospital Álvaro Cunqueiro y no se salvó ninguno.
-No sabía nada –Responde Charo- Me quedo parva total.
-Lo publicaron todo en un periódico “genital” de esos de Internet. Los padres de mi novio lo pasaron muy mal, al padre le salió colesterol y le subieron las transaminasas por los disgustos, y a la madre la operaron de la matriz y le tuvieron que cortar un dedo.
-Pero eso no sería por lo del hijo…
-Si, si… Todito por las angustias.
-Que mal lo debieron pasar.
-Mi novio y los padres avergonzados de la vida se fueron a vivir a Beade.
-¿Y por eso dejaste a tu novio?
-No, Yo le dejé porque no quiero ser cuñada de  un “ninfómano” de esos que queman los bosques y a las personas.
-A mi amiga Piluca, le pasó algo parecido –Confirma mi suegra Elvira- Ella también siendo muy joven salió con un “ninfómano” que le hizo un hijo y después de “empreñarla” mató a dos frailes de una pedrada.
-Mamá, por favor, se dice pirómano, y no cuentes más cosas tristes que es fin de año ¿Quieres probar el turrón de trufa?
-No, que me sube el azúcar; yo soy más de yema tostada.
-Pero también tiene azúcar.
-Si, pero al tostar la yema se quema el azúcar y se produce un integrismo enfrentado de la glucosa que me sientan mejor por dentro de la diabetes de mi propio organismo interior.
-Pero mamá ¿Qué dices?  Pareces un político de esos que hablan sin decir.
-Si, pero yo soy decente y honrada, y algunos no pueden decir lo mismo.
-¿Vanesa, quieres mazapán toledano que está muy rico?
-No tía Charo, a mi me van más los polvorones.
-Si, a la niña  le gusta mucho más el polvorón, incluso cuando no es navidad –Comenta Marichu.
-Venga, a por las uvas que ya dan las campanadas… Y después a ver si sale en el programa de fin de año “Marlen Morreu” que a mí me gusta mucho.
-Si “morreu” no creo que pueda actuar en televisión…
-Se llama Marlene Morreau y se pronuncia Mogó –Corrige Charo.
-¡¡Anda y cómete las uvas que eres una aburrida!!

FELIZ 2016.

Texto e  Imagen:  Miguel A. Méndez González

9 comentarios sobre “Mi Suegra Elvira: La cena de fin de año

  • el 1 de enero, 2016 a las 8:28
    Permalink

    que bien lo pasa en navidad esta familia
    aunque son poco de criticar.

    Feliz 2016 suegra Elvira.

  • el 1 de enero, 2016 a las 11:10
    Permalink

    En esta casa no se aburrirá nadie. Y son un pozo de ciencia.
    Hay que tomar buena nota de evitar las angustias para no sufrir operaciones.
    En fin, a toda la familia les deseo mucha felicidad para este nuevo año.

  • el 1 de enero, 2016 a las 17:26
    Permalink

    FELIZ AÑO a la Elviriña mira que me rio con ella.
    LE PASAN UNAS COSAS.
    Estela.

  • el 2 de enero, 2016 a las 9:17
    Permalink

    Cuando un relato de humor roza el absurdo es cuando más divertido nos parece.
    feliz año y felices reys
    Carballada.

  • el 2 de enero, 2016 a las 11:44
    Permalink

    Adecuado para esta época y muy entretenido como todos los que publica la revista digital.

    R.

  • el 2 de enero, 2016 a las 12:17
    Permalink

    Esta suegra Elvira tiene una familia muy peculiar sus cenas navideñas son un acontecimiento y las tensiones estan a la orden del día.

  • el 3 de enero, 2016 a las 12:07
    Permalink

    Un relato muy entretenido. Como dice Mary Ángeles en esta familia no se aburre nadie.
    Atentamente
    Guadalupe Aguilera.

  • el 3 de enero, 2016 a las 14:42
    Permalink

    Gracias por vuestros comentarios que leo y agradezco. Os deseo un feliz año y que continuemos unidos a través de la revista con las noticias, los artículos y los relatos que nos publican.

    Un afectuoso saludo al equipo de redacción.

    Miguel.

  • el 6 de enero, 2016 a las 19:41
    Permalink

    gracias a ti miguel por regalarnos tus entretenidas historias.

    Saludos.

Comentarios cerrados.