Mi primer curso en una actividad física

Nunca me gustó el deporte, ni lo practiqué ni como espectadora, con una pequeña excepción, algún que otro encuentro de baloncesto.
Cuando me prejubilé, me propuse apuntarme a un gimnasio, con piscina por supuesto; y se quedó en proyecto. Aprendí informática aquí en el Centro Social, estoy asistiendo a clases de inglés y voy a un estudio de pintura, en el cual disfruto muchísimo.
Mis nueras y mis hijos me animaban a que hiciese alguna actividad física. Debido a una dolencia que padezco y por las razones que antes mencioné, pues no, no les hacía caso. Tengo una amiga, que hace unos años se apuntó a Técnicas Sico-Corporais, una actividad impartida en este Centro Social por Irene. Os puedo asegurar que mi vida ha cambiado en varios aspectos desde que asisto a clase. Mis músculos están despiertos y actividades que antes me estaban prohibidas, caminar un buen trecho, subir y bajar escaleras ya no me cansan. Hice un viaje estos días pasados y le seguí el ritmo a mis hijos, casi terminaban ellos mas agotados que yo.
No estoy vendiendo ningún producto, sólo os cuento mi experiencia, bien es verdad que hay muchas cosas que nunca podré volver a hacer: nadar mar adentro, me canso, correr un trecho, me canso ,o cargar bolsas, pero estoy ágil, respiro mucho mejor y las charlas que nos da Irene y en las que nosotras participamos exponiendo nuestras propias opiniones me han cambiado la vida.

Ángeles

A %d blogueros les gusta esto: