Mi homenaje a las valientes mujeres de 80 años y más

FinaHace unas semanas, en uno de mis paseos habituales, llegué hasta la iglesia de Santa Cristina de Lavadores. Para mi sorpresa, era la fiesta de la santa y la iglesia estaba abierta. Entré a curiosear un poco y me llevé una grata sorpresa: conocí a Josefa Piñeiro Suárez (Fina) una de esas mujeres incombustibles que conoce la vida del derecho y del revés. Nació hace 83 años en Caldas de Reis, pero vive por Lavadores desde hace muchos años.Fina: una mujer de respuestas en la mirada.

Fina y su miradaCon amabilidad me invitó para que entrara y me enseñó la iglesia, “pequeña pero con todas sus imágenes esculpidas en madera, que es lo valioso”, me decía ella mientras me iba mostrando las esculturas que, por cierto, son muy bonitas. Así es como empecé a conocer a Fina. Habla lo justo mientras te analiza con su mirada penetrante.Me respondió con escuetas pinceladas a mis preguntas, pero con las palabras clave para que yo sacase mis propias conclusiones. Me gustó esta manera de responder sin alargarse en prolijas historias de lamentos, desdichas y demás. Sólo una breve frase, con una palabra guía, para que yo misma sacara mis conclusiones. Y es lo que hice.

Voluntaria de la vida y de la parroquia.

I.de Santa Cristina de Lavadores

Así es como veo a Fina. Tiene más de 80 años-83 exactamente- y aún pasa por la iglesia de Santa Cristina de Lavadores para ayudar en lo que puede a los demás, de manera voluntaria y silenciosamente. Cuando le pregunto, con cierta frivolidad, cuál es su santa preferida, me mira un poco extrañada y me contesta algo así como, “entre los santos no tengo preferidos, porque todos tienen el mismo poder”. Insisto sonriendo, y al final me señala una escultura bien bonita, y me dice que , no es que sea su preferida, que no quiere ofender al resto, pero que la imagen de Ntra Sr. de Lourdes le gusta mucho, porque es la única que hay en las iglesias de ese tamaño, en madera y tan bonita. Estoy de acuerdo con ella
Imagen de Ntra Sr. de LourdesContinuamos el recorrido y me indica otra imagen importante para ella, que lógicamente es santa Cristina. “También es muy bonitña”, y me invita a que lea la historia de esta santa mujer, hermana de santa Inés, y que murió mártir siendo una niña.
Santa CristinaPero entre santa y santa, le arranco algunos gestos y algunas palabras sobre ella, sobre su propia vida, no exenta de dolor, como el de estas santas que me muestra. Con una sonrisa de alivio, me dice que superó un cáncer de mama, que toda su vida estuvo trabajando limpiando casas, que se quedó viuda con treinta y pocos años y con hijos, que sacó a todos adelante. Pero, “fíjese, después de toda una vida de trabajo, al final vivo con la pensión de mi marido.” “Pero no guardo los malos recuerdos, ahora sólo vivo con mis buenos recuerdos, para seguir adelante”.

Y en estas dos breves frases me ha contado su vida difícil en ciertos momentos, su espíritu de superación y su capacidad de perdón. Toda una gran mujer, no me cabe duda, con 83 años llena de vitalidad y ningún resentimiento, sin lamentos y feliz de seguir con su día a dia. Sonriendo siempre vuelve a mirarme con curiosidad.
Fina con su amiga IsabelSu amiga Isabel, que por cierto es usuaria de nuestro centro social, me comenta que Fina es una excelente cocinera. Le pido su receta más exitosa y me comenta cómo hace su pollo al aljillo y la carne asada. Recetas que les doy a continuación, con el permiso de mi compañera Raquel, a quién se las dedico.

Unas buenas recetas de una excelente cocinera de 83 años: Pollo al ajillo de Fina.
Adobar el pollo por la noche con ajo y perejil. Al dia siguiente lo doro en aceite abundante a fuego lento. Aparto y en ese aceite pocho abundante cebolla. Cuando enfría el aceite pongo un vaso de vino blanco, y pongo el pollo con la cebolla. Así voy cociendo, a fuego lento, durante 10-15 minutos y listo. “Sale rico filla”
Otra forma de hacer la carne asada a “mi manera”
Fina es una experta en esta modalidad y me cuenta el secreto: “ya sabes que hay que adobar la carne con tiempo. En una tartera pongo aceite más unos gajos medianos de patatas, y la carne que doré un poco antes. Todo lo riego con un poco de vino blanco y lo meto, así, al horno. Mientras se va cocinando, le voy dando vueltas cada 15-20 minutos, sin sacar del horno. Todo se hace en una hora, más o menos a fuego de horno lento,”.
Pero antes de que acabe de apuntar esta receta, Fina me dice que es importante que la carne sea de espaldilla de ternera, que es la más jugosa.
Me despido de esta gran mujer y las santas de la iglesia.de la parroquia de Santa Cristina de Lavadores, que celebra su festividad el 24 de julio

Raquel te dedico estas recetas de una señora tan valiente y buena persona como tú.

Texto y fotos – Alex

2 comentarios en “Mi homenaje a las valientes mujeres de 80 años y más

  • el 11/08/2016 a las 7:46 pm
    Permalink

    Ten coidado, mira que así é como se gaña o ceo, e eu non te vexo encamiñada na ruta
    Telmo

  • el 12/08/2016 a las 10:48 am
    Permalink

    Ja, ja. Quien sabe, a lo mejor luego nos vemos todos en ese cielo prometido después de tanto criticar y desconfiar. Yo, de momento, mi cielo está aquí en la tierra, entre las maravillosas personas que voy conociendo y me enseñan tanto. Y, por supuesto, una de ellas sois vosotros. Un abrazo amigo.
    Por cierto, como ves, mi gran pecado es la gula, que pago con el “confesionario atroz” de la báscula. Y la penitencia es terrible: “Una semana de plato pequeñito, con mucha verdura ” y poco más, sin nada de cañeo. Una tortura merecida

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: