"Mi amiga Chelo"

Hoy voy hablaros de una persona muy importante para mí, se llama Chelo.

Cuando llegue al Taller de Pintura el curso pasado, conocí a Chelo y a los demás compañeros. Chelo estaba en clase siempre muy callada. Por aquel entonces pintaba un cuadro que me llamó mucho la atención. Era de una joven con una pamela en la playa,  realmente precioso.

Poco a poco comenzamos hablar, viendo que teníamos muchas cosas en común.

Chelo era viuda como yo, y nuestras hijas se conocían desde pequeñitas ya que habían estudiado juntas en el colegio Amor de Dios.

Poco a poco pude notar como se estaba forjando una amistad, que hoy en día es enorme. Gracias a las actividades del Centrosociocomunitario de Coia, Chelo y yo tenemos muchos amigos en común, por las muchas actividades que compartimos.

Los miércoles por la tarde se convirtieron en un día especial para mí ya que tengo clases de pintura y puedo ver a todos mis compañeros. Me gusta ver como cada uno va haciendo poco a poco sus cuadros, y con que ilusión los terminan.

En este curso Chelo cogió mucha soltura y seguridad al pintar, la verdad es que todos mejoramos mucho. Este año Chelo llevó a la exposición que hicimos en la cafetería del Centro, dos cuadros, uno era un bello paisaje marino y otro era un callejón, los dos para mi gusto preciosos. Ahora está haciendo uno que a mi particularmente me fascina, es de Jose Frau, yo hice uno el curso pasado de este genial pintor.

Confesaros que Chelo fue la culpable de que yo me metiera en Baile Latino, idea que al principio rechacé porque soy malísima bailando, de hecho nunca bailé así con compañeros, me daba mucho apuro. Al final me convenció y fui. Desde el principio pude ver que se lo pasaban genial y ahora pienso que es lo mejor que pude hacer, ya que gracias al baile tengo excelentes amigos.
Las actividades ayudan mucho a salir de casa y compartir el tiempo con otra gente. Nosotras en Baile Latino aparte de aprender nos gusta mucho bailar salsa. Tenemos una profesora que es estupenda, y hace que las clases sean todos los días especiales y muy animadas.

A Chelo y a mi nos gustan las mismas cosas, nos encantan las exposiciones de cuadros, y lo pasamos muy bien. La ultima vez, tuvimos la suerte de conocer al pintor Xavier Magalhaes, que estuvo encantado de ver nuestra exposición en la cafeteria y darnos una charla en el Centro, dentro del Taller de Debates.

Juntas también nos apuntamos al Grupo de  Senderismo del Centro y tengo que deciros que esta actividad es la mejor de todas. Hacemos unas caminatas con un ambiente maravilloso. Chelo y yo vamos hablando sin parar. Nuestro coordinador es Carlos, todo lo que diga de él es poco, hace que el ir de senderismo sea cada dia fantástico. Los hombres del grupo de senderismo a veces hacen comentarios de lo increíble que les parece que las “chicas” podamos ir tan ligeras caminando y sin dejar de hablar… comentario que provoca grandes carcajadas entre todos nosotros.

Desde aquí quiero dar las gracias a mi amiga Chelo, por su amistad y cariño.

En Chelo encontré una amiga, noble y sincera.

En las clases todo el mundo la quiere, siempre es amable con todos, muy amiga de sus amigos, es pura dulzura.

Soy muy afortunada de tener amigas como Chelo que están siempre a mi lado.

No cambies querida amiga, se siempre así.

ISABEL

2 comentarios en “"Mi amiga Chelo"

  • el 06/06/2011 a las 4:36 pm
    Permalink

    Hola Maribel,que cosas más bonitas escribes,llegan al corazón,un abrazo de tú amigo,Milucho

  • el 06/06/2011 a las 10:06 pm
    Permalink

    Que puedo decir… me he quedado sin palabras. Me has hecho soltar más de una lágrima y debo confesar que tu reportaje no me sorprende nada, porque viniendo de una persona tan especial y sincera como tú, no podía esperar otra cosa. Gracias a las clases de pintura como de baile, tanto a los compañeros como a mis amigas, iba levantando cabeza poco a poco, pero tú has sido la culpable de darme ese pequeño empujón a la luz, al despertar y a la vida, que pensaba que nunca más volvería a disfrutar. Eres un cielo y no esperaba menos de tí.
    Nevenka se emocionó mucho al leer el reportaje y te agradece estas bonitas palabras.
    Tú tampoco cambien nunca, Isabel.
    Un beso muy grande amiga. Chelo

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: